Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 El aceite de oliva aumenta la sensación de saciedad ayudando a controlar el peso.

 

Image courtesy of m_bartosch/ FreeDigitalPhotos.net

 

 24/05/2013


Cada día se consumen más productos “light” que son menos saciantes que los normales por lo que se tiende a consumirlos en mayor cantidad, ingiriendo finalmente más calorías de lo recomendado. Los científicos han encontrado la solución en el aceite de oliva y sus extractos aromáticos.


 

 

Los alimentos bajos en grasa están ganando en popularidad como fruto de la concienciación social de mejorar nuestro estilo de vida y nuestra nutrición, pero también como consecuencia de las campañas publicitarias. Cada vez son más los productos con la etiqueta de “light” o “0% grasas” que podemos encontrar en los supermercados.

Sin embargo parece que se está dando un efecto rebote que no permite a los consumidores obtener el fin para el que compran dichos productos: bajar de peso o, al menos, mantenerlo.

Un estudio realizado por la Technische Universität München (TUM) a cargo del Profesor Peter Schieberle and por la Universidad de Viena bajo la dirección de la Profesora Veronika Somoza, concluye que, aunque estos productos contienen menos calorías, no sacian tanto por lo que las personas tienden a consumirlos en exceso para sentirse llenos, ingiriendo al final el mismo número de calorías o más que si hubieran comprado el producto “no light”.

 

 

Serotonina: la hormona de la saciedad

La hormona serotonina, cuando está elevada en sangre, es la responsable de la sensación de saciedad y también interviene en otros aspectos del bienestar de nuestro cuerpo como el descanso o el placer.

Su precursor es el aminoácido triptófano que es de tipo esencial, es decir, que nuestro metabolismo no lo puede sintetizar por si mismo por lo que requerimos ingerirlo con la comida. El triptófano está presente en los alimentos ricos en proteínas como las carnes, legumbres, huevos, lácteos, frutos y secos y en el plátano. Esa es la razón de que estos alimentos nos hagan sentirnos llenos.

También se han relacionado el consumo de alimentos ricos en ácidos grasos tipo omega-3, como el pescado azul, con el mantenimiento de niveles altos de serotonina en sangre.

 

En busca de una alternativa más saciante y natural

Casi todas las culturas cocinan con una fuente de grasa natural, ya sea de origen animal o vegetal. Por ello, los investigadores estudiaron el efecto que ejercían en la saciedad, cuatro tipos diferentes de grasa: manteca de cerdo, mantequilla, aceite de colza y aceite de oliva.

Durante un período de tres meses, los participantes del estudio consumieron a diario 500 gr de yogur bajo en grasa pero enriquecido con uno de las cuatro tipos de grasas como complemento a su dieta normal.

De todos ellos, fue el aceite de oliva el que resultó ser el complemento más saciante. Los participantes que lo consumieron no aumentaron su peso ni su grasa corporal y tuvieron los niveles más altos de serotonina. De hecho, como comentan los autores del estudio, los propios participantes dijeron que el yogur les llenaba mucho.

El resultado es llamativo pues el aceite de colza y aceite de oliva contienen ácidos grasos muy similares y la clave parece estar en el aroma. Los investigadores decidieron realizar una segunda parte del estudio en la que un grupo recibió yogur con extractos de aroma de aceite de oliva y otro grupo, que actuó de control, consumió yogur natural.

Los resultados fueron más que concluyentes: el grupo que tomó yogur con aroma de aceite de oliva no varió su ingesta calórica mientras que la del grupo control aumentó en 176 kilocalorías por día. Y esto quedó demostrado también mediante el análisis bioquímico pues el grupo control tuvo significativamente niveles más bajos de serotonina en sangre.

 

La sensación de saciedad está controlada, entre otros, por el nivel de azúcar en sangre

La duración de la sensación de saciedad después de comer depende de diversos factores, pero como principal podría considerarse el nivel de azúcar en sangre. Cuanto más tiempo se mantenga elevado, más tiempo nos sentiremos saciados. Es decir, depende de la velocidad a la que nuestras células absorban y gasten la glucosa del torrente sanguíneo.

Por ello, estas universidades realizaron una tercera fase de investigación esta vez centrada en averiguar ver cuál de las sustancias aromáticas presentes en el aceite de oliva son las más eficaces para  fomentar la inhibición de la absorción de glucosa por las células.

Para ello se emplearon aceites originarios de España, Grecia, Italia y Australia. El equipo de investigación identificó dos sustancias que tenían ese efecto sobre las células del hígado y se denominal “hexanal” y “E2-hexenal”. Debemos destacar que este tipo de componentes aromáticos son más abundantes en los aceites de tipo “virgen” o “virgen extra”. Según el estudio, fue el aceite italiano el que tenía más cantidad de estos compuestos.

En palabras del autor principal del estudio, el Profesor Schieberle, esperan que este trabajo siente las bases para el desarrollo de otros productos alimenticios bajos en grasa pero que a su vez sean saciantes.

Nota: El aceite de oliva es la fuente principal de grasas de la dieta mediterránea, la cual es considerada ideal de dieta saludable hoy en día. Échale un ojo a la noticia del mes: “La sana moda de la dieta mediterránea”

 

Fuente: Technische Universität München News – “Olive oil makes you feel full”.

Referencia: Schieberle et al. Identifying substances that regulate satiety in oils and fats and improving low-fat foodstuffs by adding lipid compounds with a high satiety effect; Key findings of the DFG/AiF cluster project “Perception of fat content and regulating satiety: an approach to developing low-fat foodstuffs”, 2009-2012.

 

Noticia elaborada por Noemí López-Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados