Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 Hipertensos: cada vez más numerosos en España. ¿Pueden beber cerveza?

 
 

 06/06/2013

 
 

El consumo moderado de cerveza puede incluirse en las dietas bajas en sodio

  • En España, alrededor del 19% de la población padece hipertensión arterial, una enfermedad responsable de más de un tercio de los fallecimientos cardiovasculares, y el principal factor de riesgo para padecer un ictus.
  • La cerveza, tanto tradicional como sin alcohol, tiene un bajo contenido en sodio y un alto nivel de potasio, además de una baja graduación alcohólica
  • Las Unidades de Hipertensión españolas informarán a los pacientes sobre el consumo moderado de cerveza y su papel en la alimentación de las personas con la tensión alta.
 
 
La hipertensión arterial
 
La hipertensión arterial denominada “la epidemia silenciosa del siglo XXI” se estima que afecta a casi 14 millones de españoles, de los cuales, el 14%, lo desconoce (según el Instituto Nacional de Estadística. Encuesta Nacional de Salud 2011-2012).
 
Al no provocar síntomas, dificulta en gran medida el diagnóstico y, por tanto, el tratamiento por lo que la Sociedad Española de Hipertensión recomienda vigilar periódicamente la tensión arterial con el fin de que esta no supere los marcadores recomendados (140/90 mmHg).
 
En cualquier caso, para la presidenta de la Sociedad Española de Hipertensión, la Dra. Nieves Martell, “la tensión arterial elevada puede considerarse una señal de otros factores de riesgo cardiovascular que a la larga pueden derivar en un infarto, ictus u otro accidente vascular”.
 
La ingesta moderada de cerveza, tanto tradicional como sin alcohol, podría estar incluida dentro de una dieta hiposódica por su bajo contenido en sodio y por su alto contenido en potasio, según el manual “Consumo moderado de cerveza en el paciente con hipertensión arterial”, elaborado por la Asociación de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH) y el Centro de Información Cerveza y Salud.
 
Según la OMS, para reducir riesgos cardiovasculares, la población debería consumir menos sodio y más potasio, de hecho, las recomendaciones de la OMS para la ingesta diaria en adultos son menos de 2 gramos de sodio (5 gramos de sal) y más de 3,5 gramos de potasio. En este sentido, la cerveza podría considerarse una opción saludable que se trate de adultos sanos y su consumo sea moderado.
 
El manual, que se difunde estos días en las consultas a través de la propia sociedad científica y en las Unidades de Hipertensión, ha sido presentada por uno de sus autores, el Dr. José Antonio García Donaire, de la Unidad de Hipertensión Arterial del Hospital Clínico San Carlos (Madrid).
 
El objetivo de este documento es informar al especialista y al paciente del papel del consumo moderado de cerveza en el paciente con hipertensión arterial. El Dr. García Donaire ha señalado que “siempre que el paciente no esté tomando fármacos que puedan afectar al tratamiento, el consumo moderado de cerveza tradicional y sin alcohol podría estar incluido en la dieta del hipertenso”. Asimismo, se ha demostrado la relación positiva del consumo moderado de cerveza con el incremento de HDL-c (colesterol “bueno”) en el caso de las mujeres.
 

El Dr. José Antonio García Donaire ha recordado que “es importante destacar que cuando hablamos de consumo moderado de cerveza, nos referimos a 1-2 cañas al día para las mujeres y de 2-3 para los hombres”.
 
 
De hecho, el estudio PREDIMED, la investigación más relevante que ha evaluado el papel de la Dieta Mediterránea en la prevención cardiovascular y en la que se incluye el consumo moderado de cerveza concluye que los bebedores moderados de cerveza presentan una menor prevalencia de diabetes mellitus e hipertensión, realizan mayor actividad física y tienen un índice de masa corporal menor que los no bebedores.
 
La importancia de la nutrición en la hipertensión.
 
La nutrición es un aspecto esencial en el tratamiento del paciente hipertenso. De hecho, según la SEH, en un 15% de los casos de hipertensión bastaría con seguir un adecuado plan nutricional y de ejercicio físico para disminuir considerablemente el riesgo cardiovascular.
 
“La mejor forma de resumir los consejos sobre hábitos nutricionales a aportar al paciente hipertenso es seguir la Dieta Mediterránea, pues reúne todos los requisitos que se identifican con patrón nutricional saludable”, afirma el Dr. García Donaire.
 
“Dentro de la Dieta Mediterránea se incluye el consumo moderado de bebidas fermentadas como el vino, la cerveza o la sidra durante las comidas”, recuerda el Dr. Donaire
 
 
 
(entrevista Dr. García-Donaire en TV)
 
De hecho, la cerveza contiene carbohidratos, aminoácidos, minerales, vitaminas y compuestos fitoquímicos, como los compuestos fenólicos, que provienen básicamente del lúpulo y la malta. Todos los componentes bioactivos que se encuentran en la cerveza podrían tener un efecto sinérgico y han demostrado determinados  beneficios para la salud, siempre que se ingiera en cantidad moderada.  
 

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados