Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 La televisión y sus anuncios hacen que los niños consuman más refrescos azucarados

 

Image courtesy of Imagerymajestic / FreeDigitalPhotos.net

 

 21/06/2013

 

 


Un estudio realizado por la Universidad de Gotemburgo (Suecia) ha comprobado que los menores que pasan mucho tiempo frente a la TV están expuestos a más campañas publicitarias y esto les conduce a un mayor consumo de bebidas azucaradas perjudiciales para su salud.


 

Son numerosas las investigaciones que han encontrado una relación directa entre las horas de televisión diarias y el aumento de peso o del índice de masa corporal. La gran epidemia de obesidad que se vive hoy en día, y que afecta preocupantemente a los niños y adolescentes  no sólo se debe a los cambios en el tipo de alimentación sino, muy especialmente, por el cambio en el estilo de vida.

 

Los niños cada vez hacen menos actividad física en su rutina diaria. Esto se hace muy evidente al analizar la forma en que emplean su tiempo de ocio. Hace no muchos años era más común salir a jugar a la calle, montar en bicicleta, patines, etc. El empleo de videoconsolas, ordenador, móviles y televisión ha ido en aumento entre los más pequeños de la casa y esto conlleva graves consecuencias para la salud presente y futura. Está demostrado también que los niños que son obesos de pequeños tienen elevadísimas probabilidades de seguir siéndolo en la vida adulta con las comorbilidades que conlleva: diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso determinados tipos de cáncer (Ver noticia anterior: “Ser obeso de joven aumenta un 30% el riesgo de enfermedad crónica o muerte prematura”.)

 

A este respecto acaba de publicarse un estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Gotemburgo donde se han encuestado a los padres de 1733 niños suecos de dos a nueve años sobre los hábitos de vida y la alimentación de sus hijos. Este trabajo se llevó a cabo durante el año 2007 como parte del proyecto de investigación más amplio conocido como IDEFICS (Identification and prevention of Dietary – and lifestyle – induced health Effects In Children and InfantS; “Identificación y prevención de los efectos de inducir una dieta y estilo de vida saludable en niños y lactantes”).

 

Aproximadamente uno de cada siete padres indicó que trató de reducir la exposición de sus hijos a los anuncios de televisión y comprobaron que sus hijos eran menos propensos a beber refrescos y otras bebidas azucaradas con el cambio. Los hijos de padres que eran menos estrictos en la restricción de las horas de televisión al día eran, sin embargo, dos veces más propensos a consumir bebidas azucaradas más por semana.

 

 

Los investigadores estimaron que, cada hora frente a la televisión, aumenta un 50% la probabilidad de consumo regular de refrescos azucarados (al menos 1-3 veces por semana). Además, comparando entre los niños que veían anuncios publicitarios y los que no se comprobó que los primeros tenían un 60% más de probabilidad de consumir dicho tipo de bebida.

Los resultaos encontrados en los niños suecos se han confirmaron posteriormente con otro estudio longitudinal que ha seguido a algunos de ellos durante dos años comprobándose que, los niños que veían TV con anuncios, al cabo de ese tiempo, eran 1,4 veces más propensos a consumir bebidas azucaradas de forma regular.

Los autores reseñan que este mayor consumo de refrescos con azúcar no se debe sólo a la publicidad sino que la propia acción de ver la tele atrae su consumo más que si se realizara otro tipo de actividad. Esta observación también se ha encontrado en otros estudios en los que se asocia actividades sedentarias con malos hábitos alimentarios como el consumo de snaks o dulces.

 

La conclusión principal del estudio es, por tanto, que es posible influir en los hábitos dietéticos de los niños también a través de sus hábitos de televisión, ordenador, etc

 

Referencia: Olafsdottir et al. Young children's screen habits are associated with consumption of sweetened beverages independently of parental norms. Int J Public Health. 2013 Apr 27. 

 

Noticia elaborada por Noemí López-Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN en Twitter

 

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados