Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 Los ácidos grasos Omega-3 de origen marino reducen el riesgo de cáncer de mama.

 

Image courtesy of num_skyman / FreeDigitalPhotos.net

 

 08/07/2013


Investigadores de la Universidad de Zhajiang en China han realizado una revisión de 26 estudios que relacionan dieta y cáncer de mama llegando a la conclusión de que el consumo habitual de pescado azul reduce hasta un 14% el riesgo de padecerlo


 

Un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Zhajiang en China, y publicado en la prestigiosa revista médica British Medical Journal (BMJ), concluye que los ácidos grasos omega-3 de origen marino pueden relacionarse con menor riesgo de padecer cáncer de mama, sobre todo en aquellas mujeres que ya han pasado la menopausia.

En general existen dos fuentes naturales de este tipo de ácidos grasos poliinsaturados:

  • Origen animal: Concretamente de origen marino como los pescados azules o grasos (salmón, sardina, atún, emperador, etc.) y mariscos.
  • Origen vegetal: frutos secos (nueces, avellanas, almendras, etc.).

Como ya es sabido, el consumo habitual  de frutos secos se ha relacionado ampliamente con un efecto protector frente a las enfermedades de tipo coronario. En este caso, según indican los autores, son exclusivamente los ácidos grasos omega-3 de origen marino los que protegen frente al carcinoma del tejido mamario.

Según la literatura científica, de todos los factores dietéticos analizados por científicos, la grasa es el más relacionado con el riesgo de padecer cáncer de mama. Además, es de sobra conocido que los ácidos grasos de tipo omega-3, están involucrados en numerosas funciones orgánicas imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Estos hechos son los que dieron pie a los investigadores a hacer un meta-análisis.

El estudio, por tanto, ha consistido en una revisión de 26 trabajos previos realizados en EE.UU., Europa y Asia. En total se han analizado el historial médico de más de 800.000 personas entre las que se dieron más de 20.000 casos de cáncer de mama.

 

¿Cuánto debo consumir para ayudar a prevenirlo?

Según han estimado por métodos estadísticos, por cada 0,1 g diarios de ácidos grasos omega-3 se reduciría un 5% el riesgo de dicho cáncer. Los resultados que obtuvieron es que las personas que más consumían pescado azul en su dieta habitual llegaron a reducir hasta el 14% ese riesgo.

En general, los investigadores afirman que es necesario consumir 1 o 2 porciones de pescado azul semanalmente para que se pueda lograr este efecto protector frente al cáncer de mama.  

De hecho, entre todas las poblaciones analizadas, los asiáticos eran los que menor prevalencia de cáncer de mama presentaban y quizá esto pueda deberse, en parte, a que consumen mucho más pescado azul que los europeos y estadounidenses. De hecho, el mayor consumo de atún se da en la zona de Asia oriental como parte del sushi.

Se desconoce el mecanismo molecular que lleva a esta relación de protección frente a la enfermedad pero la hipótesis es que están involucrados en el proceso de crecimiento celular.

En cualquier caso, el consumo de pescado debería realizarse como un hábito para mantener una vida saludable que nos ayudaría a prevenir muchas otras enfermedades, no sólo el cáncer. De hecho, como ya relatábamos en una noticia del pasado mes de Abril, comer pescado azul puede hacer que vivamos más y en mejores condiciones (“Las personas mayores que consumen pescado azul viven más años”). 

 

Referencia: Zheng et al. Intake of fish and marine n-3 polyunsaturated fatty acids and risk of breast cancer: meta-analysis of data from 21 independent prospective cohort studies. BMJ, 2013; 346: f3706.


Otras noticias relacionadas:

-  Tomar Omega-3 durante el embarazo se traduce en bebés más sanos

-  El pescado podría reducir el riesgo de que los niños padezcan déficit de atención e hiperactividad.

-  ¿Son útiles los suplementos con Omega-3 en una dieta equilibrada? 

-  Las mujeres obesas tienen peor pronóstico ante un cáncer de mama. 

 

Noticia elaborada por Noemí López-Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN en Twitter

 

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados