Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 La diabetes de las madres hace peligrar la lactancia de los hijos.

 

Image courtesy of koratmember / FreeDigitalPhotos.net

 

 15/07/2013

 


Hasta ahora la insulina no se había relacionado con el proceso de la lactancia. Sin embargo, un estudio internacional ha confirmado que los problemas de regulación de la glucosa en sangre de las madres podrían provocar una menor producción de leche dificultando la capacidad de amamantar a sus bebés.


 

El estudio ha sido realizado por la colaboración entre investigadores de distintas nacionalidades y coordinado desde el Cincinnati Children’s Hospital Medical Center y la Universidad de California (EE.UU.) y publicado recientemente en la prestigiosa revista científica PLos One.

El resultado ha sido muy sorprendente ya que, a priori, no se relacionaba la diabetes con la lactancia debido a que las células mamarias relacionadas con la producción de leche no utilizan la glucosa como fuente de energía, a diferencia de la gran mayoría de células que constituyen nuestro organismo. Este resultado demuestra que la insulina regula otros factores además de la absorción de azúcares.

 

Insulina y Diabetes

La insulina es la principal hormona del metabolismo humano. Es secretada por un tipo especial de células del páncreas que se denominan “células beta” que se organizan en zonas que se conocen como “islotes de Langerhans”.

La función principal de esta hormona es la de regular el nivel de glucosa en sangre, sobre todo, tras la ingesta de alimento y esto lo hace favoreciendo que las células absorban esta glucosa desde el torrente sanguíneo hacia su interior y la utilicen como energía para otras reacciones metabólicas.

Según esto, tras consumir un alimento, aumenta rápidamente el nivel de glucosa en la sangre. Esto activa en el páncreas la producción de insulina que activa la absorción de glucosa por las células del organismo volviendo a mantener el nivel de glucosa en sangre a su valor inicial.

Tener un nivel más elevado de lo normal de esta hormona hace que disminuya el nivel de glucosa en sangre y esto se conoce como hiperinsulinemia o, más comúnmente, como hipoglucemia.

Por el contrario, el tener bajos niveles de insulina en sangre es lo que se conoce como diabetes mellitus, o acumulación de glucosa en sangre o hiperglucemia. Existen tres tipos principales de diabetes:

  • Tipo I: Tiene un componente genético y aparece a una edad temprana.
  • Tipo II: Se adquiere por tener unos hábitos alimentarios y de vida inadecuados y aparece, generalmente, más tarde y asociada a obesidad.
  • Gestacional: Se da en 1 de cada 10 embarazadas. Se desconoce la causa exacta pero se cree que se debe a que las hormonas del embarazo interfieren en el metabolismo normal de la madre reduciendo su capacidad de respuesta a la insulina. Generalmente desaparece tras el parto.

 

Aportaciones de este nuevo estudio

El indicio que llevó a los científicos a realizar este trabajo de investigación, es que habían comprobado previamente que las madres son sobrepeso, indicios de diabetes, edad avanzada o que daban a luz niños con macrosomía (peso al nacer por encima de 4,5 kg), tardaban más tiempo en generar la leche tras el nacimiento del bebé.

Según los autores, en EE.UU., el 20% de las mujeres entre 20-44 años son pre-diabéticas y esto supone que el 20% de las nuevas madres estén en riesgo de no poder alimentar bien a su bebé con leche materna.

Es de sobra demostrado que la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de vida implica numerosos beneficios para el bebé evitando además ciertas enfermedades en edades juveniles e incluso en la vida adulta. Para más información sobre los beneficios de la lactancia materna, se puede visitar estas noticias previas de la Fundación Alimentación Saludable:

- La leche materna “no hay mejor alimento para el bebé” (1)

- La leche materna “no hay mejor alimento para el bebé” (2)

- El calostro: un cóctel nutritivo e inmunológico.

 

A pesar de lo pensado hasta el momento, la insulina si activa los mecanismos moleculares que hacen que, unos pocos días tras el parto, las glándulas mamarias dejen de segregar el calostro y comiencen a segregar grandes cantidades de leche.

En palabras de los autores: “Este nuevo trabajo demuestra una severa activación del receptor de la insulina que transforma el pecho materno en una ‘biofábrica’ que elabora grandes cantidades de proteínas, grasas y carbohidratos para la alimentación del recién nacido”.

Dado que la insulina es uno de los desencadenantes de la producción de leche, la diabetes que es sinónimo de bajos niveles de insulina, supone que se produzca menos cantidad de leche y de menor calidad.

Los investigadores se encuentran ahora en una segunda fase de investigación en la que van a realizar un ensayo clínico para determinar si los fármacos antidiabéticos administrados en las madres lactantes son capaces de incrementar la cantidad de leche que producen sus mamas. Aun así, los autores no quieren dejar de enfatizar que es imprescindible fomentar la prevención de la diabetes antes que el tratamiento: “Las modificaciones en la dieta y el ejercicio son más poderosos que cualquier otro medicamento”.

 

Fuente: Agencia SINC (5/7/13): “La resistencia a la insulina está vinculada con una baja producción de leche maternal”.

Referencia: Lemay et al. RNA Sequencing of the Human Milk Fat Layer Transcriptome Reveals Distinct Gene Expression Profiles at Three Stages Lactation. Plos One, 2013; 8(7): e67531.

 

Noticia elaborada por Noemí López Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN en Twitter

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados