Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 Las especias y hierbas aromáticas “enmascaran” la falta de grasas.

 

Image courtesy of artur84 / FreeDigitalPhotos.net

 

 22/07/2013


Nos gusta la comida rica y sabrosa, eso es un hecho. Pero no es necesario conseguir esos sabores sólo mediante las grasas y la sal. Un reciente estudio demuestra que añadiendo especias y hierbas aromáticas a un menú bajo en calorías, los consumidores lo encuentran igual de rico que su versión original.


 

Parece que nuestro paladar se ha acostumbrado a los platos ricos en grasa y cuesta adecuarlo a sus versiones “light”. También tenemos la idea que un plato sólo se sazona con sal, olvidándonos a menudo de las especias y hierbas aromáticas que tanto pueden hacer por nuestra gastronomía y nuestra salud.

En una reunión de expertos celebrada por el Instituto de Tecnología de los Alimentos (Institute of Food Technologies o IFT) este mismo mes en Chicago (Illinois, EE.UU.), el Doctor John Peters, profesor de medicina en la Universidad de Colorado, presentó los resultados de un interesante experimento.

El estudio consistió en preparar un mismo menú (pastel de carne, verduras y pasta cremosa) en tres versiones diferentes, con un contenido en grasa distinto. La más suponía un contenido total de 610 Kcal mientras que las otras dos versiones fueron elaboradas con un contenido bajo en grasas que redujo sus calorías casi la mitad (395 Kcal). La única diferencia entre estas dos versiones bajas en grasa fue que a una se le añadió cebolla y especias cotidianas como el orégano, pimentón y ajo.

Cada uno de los 150 pacientes probó uno de los tres platos asignados al azar. En ningún momento los participantes conocían el contenido calórico del plato que se les había asignado. Tras comerlo, se le pidió a cada participante que calificara su plato contestando a 9 cuestiones utilizando una “escala Likert”. Este tipo de cuestionarios son aquellos cuyas preguntas realmente son afirmaciones sobre las que hay que contestar con una de estas posibles respuestas: “Totalmente en desacuerdo”, “En desacuerdo”, “Ni de acuerdo ni en desacuerdo”, “De acuerdo”, “Totalmente de acuerdo”.

Los resultados del experimento fueron asombrosos pues el menú más graso sacó la misma puntuación media que el menos graso aderezado con especias. El que peor puntuación obtuvo fue el menú bajo en grasas y sin especias. De hecho, en el caso del plato del pastel de carne, la versión reducida en grasa con especias puntuó incluso por encima de su versión completa.

Este experimento prometedor nos lleva a pensar que sustituir la fuente de grasa por hierbas y especias podría ser una estrategia sencilla a seguir para frenar la obesidad. Debería llevarse a cabo tanto en la industria alimentaria como en la cocina de cada hogar.

Los beneficios de las especias son numerosos pues contienen gran cantidad de antioxidantes y oligoelementos que ayudan a nuestro metabolismo a funcionar mejor. Además, su capacidad de dar sabor a las comidas puede permitir la reducción en sal y no sólo en grasa, ayudando así a combatir también la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares además de la obesidad.

 

Fuente: Institute of Food Technologies (IFT) – New Release 15/07/13: “Spicing Up Food Can Make Up for Missing Fat”.

 

Noticia elaborada por Noemí López-Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN en Twitter

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados