Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 El café, la segunda bebida más consumida del mundo... ¿bueno o malo para la salud?

 

Image courtesy of amenic181/ FreeDigitalPhotos.net

 

 01/10/2013


El café es uno de los alimentos de la dieta moderna que más ha atraído a los investigadores de nutrición y salud. La mayoría de estudios recientes parecen llegar a la misma conclusión: el consumo moderado de café no sólo no es perjudicial para la salud como se pensaba sino que, además, podría reportar ciertos beneficios. 


 

 

La relación entre el café y la salud sigue siendo difusa ya que las investigaciones al respecto siguen siendo contradictorias. Sin embargo, en los últimos años la evidencia científica general parece apuntar a que, en población sana, el consumo moderado de café no tiene efectos negativos para la salud.

 

 

Efectos de la cafeína en nuestro organismo

 

En general, sabemos que el principal e inmediato efecto de una taza de café es la estimulación del sistema nervioso central que activa los mecanismos de alarma de nuestro organismo eliminando la sensación de somnolencia y mejorando momentáneamente la capacidad cognitiva.

A parte de esto, al café también se le asocia la capacidad de anular las cefaleas o dolores de cabeza puntuales. De hecho, muchos de los fármacos contra el dolor de cabeza llevan cafeína entre sus componentes

También tiene capacidad laxante al fomentar el peristaltismo de los intestinos y diurética por la acción vasodilatadora de la cafeína. Este efecto es el que hace que no sea aconsejable que las madres gestantes consuman café durante el embarazo, sobre todo en los primeros meses, ante la alerta de aborto espontáneo.

 

 

Café y enfermedad cardiovascular

 

Por todos es sabido que el consumo de café comúnmente se ha catalogado como un factor de riesgo de sufrir hipertensión y por ende, de padecer enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, cada vez son más abundantes los estudios científicos que han conseguido echar ese mito por tierra.

De hecho, se han obtenido resultados similares en estudios sobre el té verde, que posee una sustancia estimulante denominada teína, de similares características que la cafeína. El ejemplo más reciente lo constituye un macro-estudio japonés en el que participaron 82.369 japoneses sanos entre 45-74 años cuya alimentación y salud fue seguida durante 13 años (1). Este amplio estudio ha llegado a la conclusión de que tanto el té verde como el café se asocian inversamente con el riesgo de ictus o accidente cardiovascular.

 

Otro estudio publicado en 2013 de tipo meta-análisis (un estudio de revisión que recopila y engloba los datos de los trabajos más importantes publicados hasta la fecha sobre un mismo tema), unió 23 estudios y de ello concluyó que el consumo de café está inversamente relacionado con el riesgo de mortalidad por todas las causas: todos los tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares, enfermedad coronaria/isquémica y accidentes cerebrovasculares (2).

A pesar de toda la evidencia, queremos hacer hincapié en que, estos estudios hacen referencia al consumo moderado de café. Evidentemente, el consumo excesivo del mismo si puede tener consecuencias negativas para nuestro organismo, como ocurre con cualquier otra sustancia estimulante. De hecho, otro trabajo de este año llevado con 43.727  estadounidenses menores de 55 años, demostró que el consumo de más de 28 tazas de café a la semana (una media de 4 al día), aumentaba en un 21% el riesgo de mortalidad por cualquier causa (3).

 

Noticias relacionadas:

 

Referencias:

1) Kokubo et al. The Impact of Green Tea and Coffee Consumption on the Reduced Risk of Stroke Incidence in Japanese Population: The Japan Public Health Center-Based Study Cohort. Stroke, 2013; 44: 1369-74.

2) Malerba et al. A meta-analysis of prospective studies of coffee consumption and mortality for all causes, cancers and cardiovascular disease. European Journal of Epidemiology, 2013; 28 (7): 527-39.

3) Liu et al. Association of coffee consumption with all-cause and cardiovascular disease mortality. Mayo Clinic Proceedings, 2013; 88 (10): 1066-74.

 

Noticia elaborada por Noemí López-Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN en Twitter

 

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados