Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 Dietas ricas en proteína animal acidifican nuestro organismo aumentando el riesgo de diabetes.

 

Image courtesy of KEKO64/ FreeDigitalPhotos.net

 

 18/11/2013

 


Una dieta rica en carne, huevos y lácteos genera que nuestro cuerpo genere sustancias ácidas al digerirlos y esto puede aumentar el riesgo de diabetes hasta en un 56%. Así lo asegura un estudio financiado con fondos europeos en el que participaron más de 60.000 mujeres.


 

La semana pasada se celebraba a nivel mundial la Semana de la Diabetes y fueron muchas las noticias relacionadas con esta patología. La OMS estima que hay más de 347 millones de personas diagnosticadas con esta enfermedad, siendo la cifra real mucho mayor debido a que muchas personas son diabéticas pero no están diagnosticadas.

Coincidiendo con esta semana mundial de la Diabetes, la revista científica Diabetologia, publicó un artículo de investigación que relaciona un mayor nivel de acidificación corporal con mayor riesgo de padecer resistencia a la insulina.

Investigadores de Francia y México han realizado un estudio longitudinal de 14 años de duración que ha incluido a más de 60.485 mujeres francesas. En concreto han intervenido el INSERM (Institut national de la santé et de la recherche médicale), la Universidad de París-Sur, el Centro Hospitalario Universitario de Rennes (CHU) por la parte francesa y el Instituto Nacional de Salud Pública de México (INSP). Las mujeres participantes son parte de un proyecto más ambicioso llamado “Investigación Prospectiva Europea en Cáncer y Nutrición” (The European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition) financiada, entre otros, con fondos de la  Unión Europea.

El objetivo de este trabajo de investigación más concreto era comprobar si la “carga ácida de la dieta” se asociaba con el riesgo de diabetes tipo 2. El término “carga ácida” de un alimento o dieta hace referencia a la cantidad de ácido que produce nuestro organismo al metabolizar un determinado alimento o conjunto de alimentos. Una dieta rica en proteínas animales (carne, pescado, lácteos, etc.) se asocia con una mayor carga de ácido mientras que el consumo regular de frutas y hortalizas reducen esa acidez.

 

Desarrollo del estudio

Para ello, sólo se incluyeron en el estudio aquellas mujeres que no mostraron la patología diabética, es decir, se excluyó a aquellas que tuvieron un valor de glucosa mayor a 126 mg/dl en sangre en ayunas (según criterio de la American Diabetes Association). Las participantes tuvieron que rellenar, de forma regular, cuestionarios sobre su alimentación, consumo de fármacos y sobre las enfermedades recién diagnosticadas.

De las respuestas relativas al cuestionario de la dieta, los investigadores calcularon la carga ácida de la misma a través del consumo de proteína, fósforo, magnesio y calcio. Para obtener un resultado lo más fiable posible, los investigadores trataron de ajustar sus análisis en función de aquellos factores que también podrían estar potenciando o protegiendo frente al desarrollo de diabetes, lo que se conoce como factores de confusión:

  • Factores sociales: edad, nivel de educación, antecedentes familiares de diabetes.
  • Consumo de tabaco, alcohol, café, azúcar y bebidas azucaradas, carne procesada, ácidos grasos omega 3, frutas y verduras.
  • Energía procedente de los carbohidratos, de las grasas y de las proteínas.
  • Variables antropométricas: Índice de Masa Corporal (IMC), porcentaje de grasa corporal.
  • Otras enfermedades o síntomas relacionados con el síndrome metabólico: hipertensión, nivel de colesterol en sangre, azúcar y las bebidas endulzadas artificialmente.

 

Resultados y conclusiones de la investigación

Tras 14 años de seguimiento, un total de 1.372 mujeres (2,27%) desarrollaron diabetes tipo 2. Estimaron que las mujeres con carga ácida más alta, en comparación con las de menor carga, tuvieron aumentado el riesgo de diabetes en un 56%.

Este riesgo, además, resultó independiente del estado nutricional. Esto quiere decir que tanto las mujeres con peso normal como las que tenían sobrepeso/obesidad, si tenían un nivel alto de acidificación, tenían aumentado el riesgo de diabetes.

En general, aquellas personas que tenían un consumo de alimentos ricos en proteína animal muy elevado, tenían una alta carga ácida, incluso aunque consumieran adecuadamente fruta y verdura.

Por todo ello, los autores hacen un llamamiento al sector sanitario para que las recomendaciones alimentarias no sólo estén basadas en la cantidad de cada grupo de alimento que debemos consumir a diario sino que, además, contemplen recomendaciones sobre la calidad global de la dieta, es decir, la variedad de alimentos necesaria y cómo combinarlos para mantener un pH adecuado en nuestro organismo.

 


Según los resultados encontrados en este estudio, sus autores enfatizan que no hay que centrar la atención en un alimento u otro, sino que lo importante es que exista un equilibrio general en nuestra dieta que permita a nuestro organismo mantenerse en un equilibro ácido/base. Para ello no hace falta ser un experto en nutrición, sólo hay que aplicar el sentido común y la máxima de “comer de todo con moderación”.

Para ello, os recomendamos que le echéis un vistazo a: 

“Tu plato equilibrado: una herramienta para comer mejor y más sano”.


 

Fuente: NHS UK News.

Referencia: Fagherazzi et al. Dietary acid load and risk of type 2 diabetes: the E3N-EPIC cohort study. Diabetologia, Nov 2013. Disponible en:  http://www.nutrinfo.com/biblioteca/documentos_adicionales/Fagherazzi.pdf

 

Noticia elaborada por Noemí López-Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN en Twitter

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados