Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 Tomar vino de forma moderada podría prevenir la caries.

 

Image courtesy of imagerymajestic/ FreeDigitalPhotos.net

 

 30/05/2014


Los beneficios del resveratrol del vino para la salud cardiovascular están más que demostrados pero un nuevo estudio indica que también puede ayudar a evitar la proliferación de Streptococcus causantes de la caries. La gingivitis y la enfermedad periodontal alcanza al 30% de los adultos españoles, esta podría ser una forma más de ayudar a su control.


 

El estudio ha sido publicado el pasado mes en la revista americana Journal of Agricultural and Food Chemistry, por un equipo español del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación (CIAL) perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científica situado en la Universidad Autonoma de Madrid en colaboración el Institute of Oral Biology - Center of Dental Medicine de la Universidad de Zürich.

La cavidad oral conforma un ecosistema en sí mismo debido a la gran cantidad de microorganismos que alberga. La superficie de los dientes permite que estas bacterias se adhieran a ellos por largos periodos de tiempo llegando a formar una biopelícula que conocemos con el nombre de placa o sarro dental.

Muchos de estos microorganismos como los estreptococos o lactobacilos son capaces de usar los restos de los carbohidratos que nosotros masticamos para su alimentación pero, en el proceso de fermentación de estos restos, generan ácidos orgánicos en niveles altos que desmineralizan la superficie de los dientes. Esto puede llegar a afectar a las encías inflamándolas (gingivitis) y, si esta situación continúa en el tiempo, se pueden ver afectados los ligamentos y el hueso que sujeta los dientes provocando su pérdida (periodontitis).

Según datos de la última Encuesta de Salud Oral en España (2010), el 94% de los mayores de 35 años tienen caries, uno de cada dos jóvenes entre 12-15 años y, lo que es más preocupante, uno de cada tres niños entre 5-6 años tiene picado algún diente de leche. Además de caries, entre el 16-30% de los españoles mayores de 35 años tienen periodontitis y en el 5-11% de los casos se podría catalogar de enfermedad severa.

Nota: La Encuesta de Salud Oral en España se puede consultar en el siguiente enlace:

http://www.consejodentistas.es/pdf/DossierPrensa%20EncuestaSaludOral2010.pdf

 

El estudio concluye que los compuestos fenólicos del vino y las uvas, podrían inhibir el crecimiento de las cepas bacterianas de StreptococcusEllos diseñaron un experimento en el que recreaban la placa de los dientes con sus cinco especies bacterianas más típicas. A uno de los cultivos le añadieron vino tinto normal, a otro vino sin alcohol, a otro agua con extracto de semilla de uva y, al último, una solución de agua y etanol al 12%. Los dejaron en contacto con el líquido dos minutos y después lo retiraron.

Pudieron comprobar que en los tres casos donde hubo contacto con sustancias procendentes de la uva, hubo una reducción de las colonias de bacterias, por lo tanto no es efecto del alcohol sino de las componentes de las uvas.

Según estos resultados el consumo moderado de vino podría ayudar a las personas a controlar un poco mejor las caries, siempre complementando a una correcta higiene dental. Pero, además, sus descubrimientos aportan una nueva idea a la industria de los productos de higiene dental para que añadan extractos de uva a la fórmula de sus dentífricos, elixires, etc: o incluso para las industrias de los chicles.

Obviamente, hay que tomar con cierta cautela estos resultados dado que se han realizado en modelos de laboratorio y no han sido comprobados en estudios epidemiológicos con personas. En cualquier caso es un hecho que este tipo de enfermedades bucales son muy prevalentes en nuestras sociedades y que la mejor manera de combatirlo es con una adeciada higiene bucal tras las comidas, sobre todo si estás son ricas en azúcares. 

 

Con el vino ayudamos doblemente a la salud cardiovascular

Como ya comentábamos al comienzo, es de sobra conocido los beneficios que el vino tiene para el sistema vascular. Pero, además, estudios recientes han demostrado que padecer enfermedades bucales genera factores pro-inflamatorios que se reparten por todo el cuerpo via sistema circulatorio. Esta situación inflamatoria general se ha asociado también con mayor riesgo de obesidad, infarto e incluso cáncer. Por tanto, si el vino previene la caries, estaremos también disminuyendo el riesgo de padecer estas enfermedades crónicas relacionadas con la inflamación.

La Fundación Alimentación Saludable ya trató estos temas en noticias previas:

- La higiene bucal es imprescindible para un corazón sano.

 

Otras noticias relacionadas con los beneficios del consumo moderado de vino o con la higiene dental:

 - El consumo moderado de vino previene los problemas de riñón.

- El consumo moderado de vino previene la depresión.

- El queso ayuda a prevenir la caries cuando no podemos cepillarnos los dientes

- La dieta moderna es la causa de que nuestra boca esté siempre enferma

 

Referencia del estudio: Muñoz-González I et al. Red Wine and Oenological Extracts Display Antimicrobial Effects in an Oral Bacteria Biofilm Model. J Agric Food Chem, 2014.

 

Noticia elaborada por Noemí López Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN en Twitter

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados