Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 Los suplementos de hierro mejoran la calidad de vida de las mujeres con menstruaciones abundantes

 

Image courtesy of Stuart Miles/ FreeDigitalPhotos.net

 

 02/07/2014


La menorragia, es una alteración del ciclo menstrual que por las grandes pérdidas de sangre durante la menstruación suelen conducir a anemia que, a su vez, disminuye la calidad de vida de las mujeres al influir en su estado físico, cognitivo y en su humor. 


 

El pasado mes de Junio, una revista de la Federación Nórdica de Sociedades de Obstetricia y Ginecología (Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavica), ha publicado un estudio llevado a cabo en Finlandia con mujeres cuyas menstruaciones eran muy abundantes (menorragia).

Este tipo de ciclos menstruales menorrágicos, o los que son muy cortos y, por lo tanto, muy seguidos, son una de las causas más comunes de anemias en las mujeres en edad fértil. Aunque estas mujeres lleven una alimentación adecuada, van perdiendo las reservas de hierro porque no son repuestas a la misma velocidad que se pierden.

Está situación anémica por deficiencia de hierro e de hemoglobina (la hemoglobina incluida en los glóbulos rojos, es la proteína encargada de transportar el oxígeno  desde los pulmones a todas las células del cuerpo) está asociada con una disminución del rendimiento físico, de la función cognitiva y a cambios de humor en las mujeres y, por ello, las anemias se asocian con una disminución general de su calidad de vida.

Los investigadores incluyeron en el estudio a 236 mujeres que habían sido diagnosticadas como menorrágicas (de reglas abundantes), se les evaluó los niveles de hemoglobina en sangre considerando anémicas a aquellas cuyos valores estaban por debajo de 120 g/L y los niveles de ferritina (reserva intracelular de hierro) considerando con anemia de ferritina a las mujeres con noveles inferiores a 15 μg/L.

Del total de 236 mujeres la mitad habían sido tratadas con histerectomía (extirpación parcial o total del útero, trompas u ovarios) y la otra mitad con dispositivos intrauterinos liberadores de levonogestrel (hormona sintética usada como método anticonceptivo intracorporal o como píldora del día después) conocidos comúnmente como DIU. En cualquier caso, al azar, se dividió a las mujeres en dos grupos, uno que tomó suplemento de hierro y otro que no.

A todas se les pasó un cuestionario para determinar la calidad de vida incorporando los aspectos arriba mencionados. Se compararon los puntuajes de estos cuestionarios entre las mujeres de ambos grupos antes de la intervención, a los 6 meses y al año del comienzo de la intervención. Además, se ha analizado periódicamente sus niveles de hemoglobina y ferritina desde el comienzo del estudio hasta 5 años después.

Del total de mujeres, el 27% fueron anémicas para hemoglobina y el 60% para la ferritina, pero, debido al azar, sólo el 8% de las anémicas tomaron un suplemento de hierro. Aún así, tras un año, todas las mujeres suplementadas mejoraron sus niveles de hemoglobina aunque, obviamente, las que previamente eran anémicas, aún tenían niveles significativamente más bajos que las mujeres no anémicas. Los investigadores apuntan que fueron necesarios 5 años para que las participantes recuperaran niveles normales de ferritina.

Pero lo más llamativo del estudio es que estas mujeres previamente anémicas, una vez parado el sangrado abundante por DIU o cirugía, al ser suplementadas con mejoraron significativamente su nivel de energía, su función física, las relaciones sociales y disminuyeron su ansiedad y sus síntomas de depresión comparadas con el grupo no anémico.

Según sus resultados, los autores del estudio concluyen que la valoración de anemia debería ser una prueba de rutina en mujeres aquejadas de menorragia y, en los casos positivos, administrar suplementos de hierro cuanto antes como parte del tratamiento general para paliar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las mujeres que padecen esta dolencia.

 

Referencia: Peuranpää et al. Effects of anemia and iron deficiency on quality of life n women with heavy menstrual bleeding. ACTA obstetricia et Gynecologica Scandinava, Junio 2014. DOI: 10.1111/aogs.12394

 

Noticia elaborada por Noemí López Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN en Twitter

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados