Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 Comer embutidos de forma habitual aumenta el riesgo cardiovascular

 

Image courtesy of tongdang/ FreeDigitalPhotos.net

 

 19/07/2014


Las carnes rojas procesadas, como embutidos, salchichas, morcilla, etc., suelen tener alto contenido en sal y grasas saturadas. Un macroestudio ha determinado que su consumo habitual aumenta un 28% el riesgo de insuficiencia cardiaca en los varones y más del 50% de muerte por cualquier causa. 


 

La insuficiencia cardiaca es una dolencia cada vez más común que se caracteriza porque el corazón no es capaz de bombear suficiente sangre a los distintos órganos del cuerpo de forma que éstos no pueden cubrir sus necesidades energéticas satisfactoriamente. La insuficiencia, suele ser la patología en la que desembocan distintas enfermedades de tipo cardiovascular como las arritmias, las valvulopatías, los infartos de miocardio, etc.

Según el estudio PRICE realizado en España en 2008 en el que se valoró a 1776 personas mayores de 45 años, la insuficiencia cardiaca afecta al 7-8% de esta población. En EE.UU., se calcula que afecta a unos 6 millones de personas y se prevé que alrededor de la mitad, fallecerán por esta causa en los próximos 5 años. Además, en este país, los gastos sanitarios derivados de esta patología suponen un total de 34 millones de dólares al año.

Las recomendaciones básicas para evitar este problema se basan en un consumo elevado de frutas, verduras, cereales integrales, productos lácteos desnatados, carne no roja (pollo, pavo, etc.), pescado (especialmente el azúl, rico en omega-3 que controla los niveles de colesterol) y frutos secos como las almendras o nueces, también ricos en omega-3. En todos los casos donde hay diagnosticada una patología coronaria, o riesgo de ella, se recomienda que el consumo de carnes rojas y productos alimentarios procesados sea ocasional: los embutidos justo mezclan estos dos aspectos al tratarse de carnes rojas procesadas.

El instituto Karolinska de Estocolmo ha llevado a cabo un estudio con población sueca con el fin de determinar los efectos del consumo de carne roja procesada o sin procesar en el riesgo de padecer insuficiencia cardiaca. Lo prodigioso del estudio es que incluyó a 37.035 varones entre 45 y 79 años de edad, todos ellos sanos al comienzo del estudio (sin antecedentes de cardiaca, cardiopatía isquémica o cáncer) y se monitorizó su salud durante 12 años de seguimiento.

Tras esos 12 años, un total de 2.891 varones habían desarrollado insuficiencia cardiaca y 266 habían fallecido por esta causa. Los resultados demostraron que aquellos varones que consumían, de media, 75gr o más de carnes procesadas al día, tenían un 28% más probabilidad de desarrollar esta patología que los que comían 25gr o menos diarios. Además, los de mayor consumo, tuvieron más del doble de riesgo de muerte por cualquier causa que los de menor consumo.

Los investigadores han calculado que, por cada 50gr de carne procesada consumida al día (aproximadamente 2 lonchas de jamón todos los días), el riesgo de insuficiencia cardiaca aumenta 8% y el de muerte por cualquier causa un 38%. Si se consumieran por tanto 4 lonchas diarias de embutido, el riesgo aumentaría al doble. Por contrapartida, la investigación no encontró asociación entre el consumo mayor o menor de carne roja no procesada (ternera, cerdo, etc.) y el riesgo de insuficiencia cardiaca.

La investigadora principal del estudio, la Dra. Joanna Kaluza, profesora del Departamento de Nutrición Humana de la Universidad de Ciencias de la Vida en Varsovia (Polonia), recomienda que, para reducir el riesgo de insuficiencia cardiaca y otras enfermedades cardiovasculares, se debe evitar la carne roja procesada en la dieta habitual y quizá limitar la cantidad de carne roja sin procesar a una o dos veces por semana. Actualmente, el estudio se encuentra en una segunda fase en la que están replicando el trabajo con una muestra de mujeres.

 

Fuente:

  • Anguita-Sánchez M. Prevalencia de la insuficiencia cardiaca en la población general española mayor de 45 años. Estudio PRICE. Revista Española de Cardiología, 2008; 61 (10): 1014-1049.
  • Kaluza J, et al. Processed and unprocessed red meat consumption and risk of heart failure: a prospective study of men. Circ Heart Fail, Junio de 2014. DOI: 10.1161/​CIRCHEARTFAILURE.113.000921

 

Noticia elaborada por Noemí López-Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN en Twitter

 

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados