Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 El potasio disminuye el riesgo de ictus en las mujeres en edad menopaúsica

 

Image courtesy of yingyo/ FreeDigitalPhotos.net

 

 08/09/2014


Investigadores estadounidenses han seguido la salud de más de 90.000 mujeres a las que evaluaron su consumo de potasio y han llegado a la conclusión de que las que consumían más de 3.19 g/día de este mineral tienen un 12% menos riesgo de accidente cerebrovascular, siendo mayor la protección, hasta el 21%, si la mujer no tiene hipertensión.


 

El ictus en cifras

El ictus, también llamado infarto/derrame cerebral o accidente cerebrovascular, tiene lugar cuando el flujo sanguíneo cerebral se detiene durante un periodo de tiempo superior a unos pocos segundos por lo que el cerebro no puede realizar sus actividades con normalidad a no recibir el oxígeno suficiente.

Las causas principales son la rotura de los vasos sanguíneos cerebrales (ictus hemorrágico) y el taponamiento de las arterias que irrigan el cerebro bien por la producción de un coágulo o por oclusión de las mismas debido al engrosamiento de la placa de ateroma debido a la acumulación de colesterol en la pared del vaso sanguíneo (ictus isquémico).

Este tipo de accidente vascular está valorado como la tercera causa de muerte en los países occidentales, siendo la primera causa de mortalidad en el sexo femenino. Se estima que en España tiene una prevalencia del 3.5% en lo mayores de 64 años y se registran entre 150-250 nuevos casos anualmente por cada 100.000 habitantes, siendo las cifras muertes por esta causa en torno a los 90 casos por cada 100.000.

Además, en estos países, el ictus constituye la primera causa de invalidez en los adulos en edad laboral. Se estima que el 17.7% de las personas que padecen un ictus tienen el estatus de dependientes durante al menos los primeros 6 meses, el 32.3% requiere de algún tipo de terapia de rehabilitación tras el accidente y el 27.4% padece algún tipo de discapacidad que le impide seguir realizando alguna de las actividades básicas de sus rutinas diarias antes del accidente. Además de estas cifras, se estima que el 12.5% de los pacientes sufre depresión en los tres meses siguientes y el 10% de los mayores de 65 años acaban padeciendo algún tipo de demencia en ese mismo periodo de tiempo tras padecer el ictus.

 

La importancia del potasio en la dieta

El potasio es un mineral imprescindible para el correcto funcionamiento de nuestras células ya que debido a su carga positiva, actúa de electrolito en la regulación de la concentración de agua y sustancias entre el interior de la célula y el medio externo extracelular.

Además de esta función básica, el potasio interviene en la transmisión de los impulsos nerviosos y actúa como cofactor de enzimas que intervienen en otros procesos como:

  • Crecimiento y mantenimiento óseo y muscular
  • Producción de proteínas a partir de aminoácidos
  • Metabolismo de los hidratos de carbono

Las recomendaciones actuales de consumo diario de potasio son de entre 2 a 6 g en adultos, siendo más elevadas en las mujeres en fase de embarazo y lactancia). Para cubrir estas necesidades hay que consumir diariamente alimentos ricos en este mineral como son:

  • Frutas como los plátanos, kiwis, cítricos (naranja, limón, pomelo, etc.), tomates, ciruelas, albricoques, etc. Cabe destacar que estas frutas deshidratadas como las ciruelas pasas, contiene una mayor cantidad de potasio. También frutos secos como las nueces.
  • Verduras como el brócoli.
  • Cereales integrales, patatas y legumbres como las habas y los brotes de soja.
  • También las fuentes de proteína animal son ricas en potasio como los lácteos, las carnes rojas y blancas y el pescado azul (sardinas, salmón, etc.).

 

Potasio y prevención del ictus

Durante los últimos años, son varios los estudios que han relacionado consumos adecuados de potasio con mayor grado de protección frente a padecer un accidente cerebrovascular. El último de ellos resulta relevante porque se ha centrado en valorar este posible efecto en las mujeres en edad menopaúsica, sobre las que se registran los valores de mayor riesgo de muerte por esta causa debido a su edad sexo.

En este trabajo, investigadores de las áreas de epidemiología y salud pública de distintos hospitales y universidades de EE.UU. han analizado la dieta y la evolución de su salud a más de 90.000 mujeres estadounidenses entre 50-79 años de edad durante 11 años de estudio. Sus resultados han puesto de manifiesto que sólo el 2.8% de las mujeres analizadas alcanzan los niveles de consumo diario de potasio recomendados por el Departamento de Agricultura de los EE.UU. (4700 mg) y el 16.6% si se consideran los requerimientos que da la Organización Mundial de la Salud (3510 mg/día). En general, el promedio de ingesta de potasio a partir de la dieta fue de 2.611 mg/día (se descartaron las mujeres que tomaban algún tipo de suplemento en forma de comprimido, sobre, etc.).

Los resultados del estudio mostraron que aquella mujeres que consumían una mayor cantidad de potasio (más de 3.193,6 mg/día) tenían un 16% menos de probabilidades de tener un accidente cerebrovascular isquémico y el 12% menos de probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular en general, comparadas con las mujeres que tenían una ingesta de potasio baja (menor de 1.925,5 mg/día). Las mujeres de ingestas más altas mostraron además un menor riesgo general de morir durante el período de seguimiento de 11 años que duró el estudio.

Para evitar resultados confusos, los investigadores decidieron realizar el mismo análisis teniendo en cuenta si la persona padecía de hipertensión antes de comenzar el estudio (presión arterial diastólica superior a 140 mmHg y sistólica superior a 90 mmHg). Entre las participantes que no tenían hipertensión, las que consumieron la mayor cantidad de potasio fueron 27% menos propensos a sufrir un accidente cerebrovascular isquémico y tuvieron un 21% menos de probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular de cualquier tipo. Paralelamente, las mujeres que sufren de hipertensión arterial y consumían niveles más elevados de potasio no mostraron un menor riesgo de accidente cerebrovascular aunque si menor riesgo de muerte.

Según los resultados obtenidos, los autores de la investigación afirman que mantener una dieta con un contenido adecuado de potasio resulta beneficioso en la prevención del ictus, sobre todo si ya se tenía antes de la aparición de otros factores de riesgo como el colesterol elevado o la hipertensión.  

 

Referencia del estudio: Seth et al. Potassium Intake and Risk of Stroke in Women With Hypertension and Nonhypertension in the Women’s Health Initiative. Stroke, Septiembre 2014. DOI: 10.1161/STROKEAHA.114.006046.

 

Noticia elaborada por Noemí López-Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN en Twitter

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados