Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 Dietas para la pérdida de peso ¿Mejor restringir alimentos o aumentar el consumo de fibra?

 

Image courtesy of Serge Bertasius Photography/ FreeDigitalPhotos.net

 

 16/02/2015


Un estudio publicado hace unos días en la revista “Annals of Human Medicine” ha comparado la aplicación de estos dos tipos de dieta con el fin de evaluar cuál resulta más efectiva en la prevención de la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.


 

Investigadores de la Universidad de Massachusetts (EE.UU.) han tenido como objetivo probar científicamente la teoría de que el aumento de la fibra dietética es el método más fácil y eficaz para favorecer la pérdida de peso que otras dietas complejas como la recomendada por la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA).

La dieta AHA, se basa en restringir el consumo de ciertos alimentos (ricos en azúcares o hidratos de carbono refinados, ricos en grasa, en sal, etc.) mientras que la dieta alta en fibra simplemente anima a la gente a comer más alimentos con alto contenido de fibra sin restricciones.

Para tratar de comprobar dicha teoría, el equipo científico reclutó a 240 participantes adultos que se encontraban en riesgo de desarrollar diabetes mellitus de tipo 2; la mitad de ellos, de forma azarosa, fueron asignados al grupo que sería tratado con una dieta alta en fibra y la otra mitad sería tratada con la dieta de la AHA.

En total, los participantes del primer grupo aumentaron significativamente su ingesta de fibra como mínimo en 30g/día. Los voluntarios del segundo grupo tomaron una dieta más compleja entre la que se daban 13 pautas, de las que destacan las siguientes:

  • Limitar el consumo de calorías a la ingesta de frutas, verduras y alimentos formados por cereales integrales
  • La elección de proteínas magras, eliminando las grasas
  • La reducción de consumo de azúcar y sal
  • Beber poco o nada de alcohol
  • Equilibrio de grasa, carbohidratos, proteínas y el consumo de colesterol a proporciones específicas
  • También el consumo de al menos 30 g más de fibra por día

 

Los resultados mostraron que, tras 12 meses de seguimiento de las respectivas dietas, los participantes asignados a la dieta AHA habían perdido, en promedio, 6 libras (2,721 kg) mientras que los participantes asignados a la dieta de alto contenido de fibra perdieron una media de 4,6 libras (2,87 kg). Durante este periodo, todos los participantes mostraron una disminución considerable de su presión arterial y mejoraron sus niveles de resistencia a la insulina y la insulina en ayunas, valores determinantes del riesgo de diabetes. Por tanto, ambas dietas resultados eficaces en la pérdida de peso (ya que las diferencias no resultados estadísticamente significativas), así como en su utilidad disminuyendo el riesgo de padecer síndrome metabólico o eventos cardiovasculares.

Atendiendo por tanto sólo al criterio de reducción de peso, podríamos pensar que lo ideal es seguir una dieta restrictiva como la AHA, sin embargo, tal como concluyen los autores de la investigación, las diferencias de resultados entre ambas dietas no son tan evidentes y una dieta rica en fibra es mucho más sencilla de seguir en el tiempo. En este caso, los participantes cumplieron con sus dietas porque se habían comprometido con el estudio, sin embargo, entre la población general que se quiere someter a una dieta para bajar de peso, posiblemente una dieta de alto contenido en fibra resulte finalmente mucho más efectiva porque es más sencillo mantenerla más tiempo.

Los beneficios de este tipo de alimentos radican en su efecto favorecedor de la sensación de saciedad, fomentan la actividad de nuestra microbiota intestinal, facilitan el tránsito intestinal evitando el estreñimiento, etc. En España, las recomendaciones de consumo de fibra para adultos en condiciones normales, se sitúa entre 25-38 gr/día; sin embargo, según las últimas Encuestas Nacionales de Ingesta Dietética la media de consumo español está entre los 17-21 gr/día.

Algunas de las recomendaciones simples para aumentar el consumo diario de fibra pasan por sustituir el pan blanco, el arroz, la pasta y los cereales por sus homólogos integrales, sustituir los zumos de fruta por las frutas enteras incluida la cáscara en los casos que esta se pueda consumir, aumentar el consumo de legumbres, tomar un puñado o dos de frutos secos a diario (principalmente nueces, almendras o avellanas).

 

Referencia: Ma et al. Single-component versus multicomponent dietary goals for the metabolic syndrome: a randomized trial. Ann Intern Med, Febrero de 2015. doi: 10.7326/M14-0611.

 

Noticia elaborada por Noemí López Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN en Twitter

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados