Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 El uso excesivo de suplementos nutricionales podría elevar riesgo de cáncer

 

Image courtesy of amenic181/ FreeDigitalPhotos.net

 

 15/04/2015


Según investigadores estadounidenses, los suplementos en personas sanas pueden conducir a ingestas elevadas de vitaminas y minerales, por encima de las recomendaciones nutricionales, que no repercuten en beneficios para la salud sino que pueden resultar perjudiciales


 

Existe cierta tendencia popular a asociar el consumo de suplementos dietéticos con mejoras de la salud, sin embargo, cada vez es más abundante la evidencia científica que demuestra que los suplementos no siempre son adecuados y que, en algunos casos, pueden tener incluso efectos nocivos.

En la última reunión de la Asociación Americana para la Investigación contra el Cáncer celebrada en la ciudad de Philadelphia (Pennsylvania, EE.UU.),  un equipo científico de la Escuela de la Salud Publica de Colorado, ha presentado los resultados de una revisión de estudios que concluye que podría existir una asociación entre el consumo excesivo de suplementos dietéticos con un mayor riesgo de cáncer y de enfermedades de tipo cardiovascular.

Tal como demuestran las Encuestas Nacionales de Salud y Nutrición de EE.UU., el uso de suplementos dietéticos es cada vez más común en este país, tanto que más de la mitad de los estadounidenses afirman consumirlos habitualmente.  Parece que el propósito inicial de los suplementos se está desvirtuando ya que están diseñados para ayudar a nuestro metabolismo a disponer de nutrientes esenciales cuando las circunstancias fisiológicas o vitales impiden que se puedan alcanzar las recomendaciones diarias  de los mimos. Repitiendo el concepto, los suplementos deberían ser una ayuda, no sustituir a una dieta basada en alimentos variados cuya combinación ofrecen los mismos nutrientes que los propios suplementos.

En los últimos años, varios estudios científicos rigurosos relacionan el exceso de vitaminas y minerales proporcionado por los suplementos con problemas de salud. Concretamente, el Dr. Tim Byers del Centro de Cáncer de la Universidad de Colorado (EE.UU.)  ha centrado los últimos años de su carrera investigadora a desentrañar la relación existente entre  suplementos y el riego de cáncer. Tal como explicó en un trabajo publicado en la revista Journal of the National Cancer Institute, las pruebas iniciales de los suplementos dietéticos en modelos animales suelen indicar una protección frente al desarrollo de cáncer pero, sin embargo, existen pocas comprobaciones en humanos a largo plazo y es que, en general, al tratarse de suplementos nutricionales no son requeridos estos estudios en humanos para comercializar el suplemento, cosa que si se requiere en el caso de los medicamentos.  

Según las palabras pronunciadas por el Dr. Bayers en la Reunión Anual antes mencionada: "Hemos estudiado a miles de pacientes durante 10 años los cuales estaban tomando suplementos dietéticos y placebos … Hemos encontrado que los suplementos en realidad no eran beneficiosos para su salud y, de hecho, se relacionaron en muchos casos con más casos de cáncer”.

El Dr. Bayers puso de ejemplo un estudio que investigó los efectos de suplementos de betacaroteno en humanos cuyos resultados revelaron que los individuos que los consumieron  en dosis más altas que los niveles diarios recomendados, tuvieron un riesgo de cáncer de pulmón y enfermedades cardiovasculares elevado en más de un 20% con respecto a aquellos que consumieron las cantidades recomendadas de betacaroteno.

Otro estudio realizado por el mismo grupo de investigadores con suplementos de ácido fólico, encontraron que su consumo en exceso se asociada con el aumento de pólipos en pacientes con cáncer de colon, curiosamente a pesar de que alcanzar los niveles recomendados de ácido fólico se había asociado previamente con un menor riesgo de pólipos. Según esto, parece que el problema está en el exceso del consumo de este tipo de nutrientes por encima de las ingestas recomendadas.

Sin embargo, tal como resaltan los investigadores, estos hallazgos no deben disuadir a las personas de tomar vitaminas y minerales pero deben hacerlo  en la dosis correcta y recordando que siempre la mejor forma de consumirlos es a través de los alimentos que además tienen otros muchos beneficios como el aporte de fibra, agua, etc.  Por tanto, con todo lo comentado, podemos concluir que no hay mejor sustituto de los suplementos que la cocina tradicional y que, en el caso de las vitaminas y minerales, los hallazgos científicos actuales parecen apuntar que su exceso no resulta beneficioso para la salud.

 

Fuente: University of Colorado Press Release, 14-04-2015. Dietary Supplements Shown to Increase Cancer Risk.

Referencia: Martínez et al. Dietary supplements and cancer prevention: balancing potential benefits against proven harms. JNCI, 2012; 104 (10): 732-9.

 

Noticia elaborada por Noemí López Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN en Twitter.

 

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados