Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 El café parece no estar relacionado con enfermedades relacionadas con el estilo de vida.

 

Image courtesy of amenic181/ FreeDigitalPhotos.net

 

 03/07/2015

 


Un equipo de investigadores daneses ha sido el primero en utilizar nuestros genes como un factor más a tener en cuenta en la relación entre el consumo habitual de café y el riesgo de padecer enfermedades complejas relacionadas con el síndrome metabólico.


 

Una nueva investigación de la Universidad de Copenhague en colaboración con el Hospital Gentofte y Herlev de la misma ciudad ha analizado el perfil genético, la condición nutricional y el consumo alimentario de 93.179 daneses.

Uno de sus objetivos era el de localizar los genes que influyen en nuestro deseo de tomar café de forma que si una persona tiene unos genes concretos, estaría determinando una mayor necesidad de consumir ese alimento. Estos genes debían ser independientes de otros factores del estilo de vida y encontraron cinco variantes genéticas asociadas con el mayor consumo de café y estaban próximas a los genes CYP1A1, CYP1A2 y AHR.

Tras esto, su segundo objetivo fue el de comprobar si era cierta la hipótesis de que personas con un perfil genético que favorece el mayor consumo de café, tendrían mayor riesgo de padecer enfermedades relacionadas con el síndrome metabólico como la obesidad, diabetes mellitus tipo II, hipertensión, etc. , ya que estudios previos habían encontrado asociación entre ambos factores.  

A este tipo de estudios se les conoce como estudios de aleatorización mendeliana (Mendelian Randomized Estudies) y su finalidad es la de asociar variantes genéticas con enfermedades complejas que son aquellas no determinadas por un único gen. Este tipo de estudios pretenden esclarecer los resultados de asociación encontrados en los estudios epidemiológicos observacionales donde los resultados pueden estar influenciados por numerosos factores de confusión que no se están teniendo en cuenta.

En el presente estudio de aleatorización mendeliana realizado en Dinamarca, los resultados mostraron que no había una asociación ni positiva (de aumento del riesgo), ni negativa (de prevención) entre la predisposición genética a tomar más café y las enfermedades relativas al estilo de vida así como los factores que desarrollan estas enfermedades (colesterol, triglicéridos, glucosa, tensión arterial, IMC, perímetro de cintura, etc.).

Curiosamente, haciendo un estudio observacional se encontró una asociación significativa entre el mayor consumo real de café y menor riesgo de padecer obesidad o diabetes tipo 2. Por el contrario, el mayor consumo de café también se asoció con mayores valores de factores de riesgo como mayor IMC, mayores niveles de triglicéridos y colesterol LDL, menor de colesterol HDL, mayor tensión arterial y no hubo asociación con los niveles de glucosa.

Según estos resultados y la apreciación de los autores, no parece existir base genética que apoye la asociación entre mayor consumo de café y mayor riesgo de enfermedad, relación que en diversos estudios científicos observacionales ha mostrado resultados ambiguos que siempre han mantenido abierto el debate.

 

Referencia: Nordestgaard et al. Coffee intake and risk of obesity, metabolic syndrome and type 2 diabetes: a Mendelian randomization study. Int J Epidemiol, 2015; 44 (2): 551-65.

 

Noticia redactada por Noemí López Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN en Twitter.

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados