Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 ¿Se están volviendo más dulces nuestras dietas?

 

Image courtesy of Suat Eman/ FreeDigitalPhotos.net

 

 26/11/2015

 


Un nuevo estudio global sobre el consumo alimentario muestra que, en la mayor parte del mundo, sigue en aumento la cantidad de azúcar en la dieta debido al consumo de alimentos y bebidas envasadas. Europa, América del Norte y Oceanía parecen salvarse de esta tendencia.


 

Es numerosa la evidencia científica que demuestra la relación entre el exceso de azúcares en la dieta y el desarrollo de obesidad, diabetes y enfermedades coronarias. Esta nueva publicación está dirigida por el prestigioso epidemiólogo nutricional, Barry M. Popkin, de la Universidad de Carolina del Norte en EE.UU. y la profesora Corinna Hawkes, de la City University de Londres en el Reino Unido. En ella concluyen que el 68% de los alimentos y bebidas envasadas que se venden en los establecimientos comerciales de los EE.UU. ​​contienen edulcorantes calóricos, el 74% contienen tanto edulcorantes calóricos como bajos en calorías, y sólo el 5% se hacen con sólo a base de edulcorantes bajos en calorías.

A pesar de que parece haber amentado la concienciación general de lo perjudicial para la salud que resulta el consumo elevado de azúcares, el consumo global sigue siendo muy elevado, por ejemplo, en las bebidas azucaradas, el nuevo patrón de consumo implica que se venden más calorías  por día y más volumen por persona comparado con estudios de consumo de años anteriores. La explicación, según se cuestionan los autores, podría estar en las “diferentes versiones” de azúcar que puede contener un alimento envasado y que el consumidor no siempre identifica como tal, por ejemplo, la sacarosa, fructosa, jarabe de maiz, jarabe de arce, etc.

Sus resultados sugieren que, sin una intervención de salud pública, el resto del mundo acabará asemejando sus patrones de consumo a los actuales de EE.UU. Tal como relatan los investigadores, recientes trabajos realizados en América Latina, Caribe, África, Oriente Medio,  y Asia, muestran dicha tendencia hacia el aumento del consumo de alimentos envasados y bebidas azucaradas. Por el contrario, Europa Occidental, Oceanía y América del Norte parece que comienzan a reducir sus niveles de consumo de este tipo de alimentos poco saludables.

Desde la Organización Mundial de la Salud se están promoviendo iniciativas para reducir el consumo de azúcar y recientemente han publicado una guía con indicaciones tanto para adultos como para niños.

Guía disponible en: http://www.who.int/nutrition/publications/guidelines/sugars_intake/en/

Además, muchos gobiernos han puesto en marcha políticas que persiguen la misma finalidad, como la de prohibir su venta en escuelas o reducir su disponibilidad, restricciones a la comercialización de alimentos azucarados a los niños, etiquetados más específicos, campañas de sensibilización pública o aumentar los impuestos a los alimentos poco saludables. Esta última medida ha resultado con éxito en países como México, Finlandia, Hungría y Francia, donde las bebidas azucaradas le cuestan más caras al consumidor lo que se ha traducido en una disminución de su consumo.

Aunque, quizá, dichas intervenciones deban estar dirigidas a re-educar en el consumo de alimentos y recetas tradicionales, cocinados en casa, poniendo el énfasis del peligro de comer a diario alimentos y bebidas preparadas de venta típica en supermercados.

 

Referencia: Popkin BM, Hawkes C. Sweetening of the global diet, particularly beverages: patterns, trends, and policy responses. The Lancet Diabetes & Endocrinology, 2015.

 

Noticia redactada por Noemí López Ejeda (Grupo de Investigación Epinut y Asociada SEDCA) @LopezEjedaN en Twitter.

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados