Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 La microbiota intestinal como factor de predisposición a la obesidad, y su modulación a través de la dieta:

 
 

 28/02/2016

 


La microbiota intestinal tiene una composición diferente en cada individuo. La proporción de los diferentes tipos de bacterias puede ser un factor de predisposición a la obesidad y a otras patologías. Mediante la dieta podemos modularla, para prevenir el desarrollo de estas enfermedades.


 

La microbiota intestinal es un ecosistema de microorganismos que reside en nuestro intestino, formado por más de 1000 especies diferentes de bacterias, conformando entre  Firmicutes y Bacteroidetes  el 90%. Cada individuo tiene una microbiota diferente fruto en primera instancia del tipo de parto y de la lactancia, en contribución con la genética y  los factores ambientales, entre ellos, cobrando un importante papel la dieta, o el exceso de antibióticos. Mediante selección natural, en épocas pasadas de hambruna, se desarrolló el llamado `fenotipo ahorrador´ que promovía un mayor almacenamiento de grasa corporal para sobrevivir ante la falta de alimentos. Esta ventaja pasada, actualmente se considera justo lo contrario, contribuyendo a una mayor dificultad para perder peso y  mayor tendencia hacia la obesidad y sus complicaciones.

La composición de la microbiota, puede ser un factor de predisposición de la obesidad, debido a su papel en la modulación de la extracción energética de los alimentos, especialmente de los oligosacáridos no digeribles y la fibra para los que el cuerpo humano no dispone enzimas para metabolizarlo, pero estas bacterias si tienen genes que codifican las enzimas necesarias; la secreción de hormonas intestinales involucradas en  el metabolismo, oxidación de ácidos grasos y el tono inflamatorio sistémico. Además tiene otras funciones como en la fermentación de sustancias no digeribles, síntesis de vitamina K, vitamina B12 y ácido fólico, y depuración de toxinas.

La proporción de diferentes tipos de bacterias en la microbiota, está involucrada en otras enfermedades como diabetes tipo 2, dislipemias, enfermedades inflamatorias intestinales, enfermedades metabólicas,  relacionadas con el sistema inmunitario e incluso con el cerebro.

       

Los individuos obesos poseen mayor composición de firmicutes especialmente y menor de bacteroidetes y lactobacillus reuteri.Durante la pérdida de peso, se va produciendo progresivamente una disminución de firmicutes y un aumento de bacteroidetes principalmente, es decir, nuestra microbiota es modulable y podemos jugar con ello para la prevención de enfermedades. Estas firmicutes tienden a desarrollar mecanismos que aumentan la ganancia de peso como una mayor extracción energética y aprovechamiento de los alimentos y aumento del almacenamiento de energía en tejido adiposo. Además activan procesos inflamatorios, alteran el metabolismo de lípidos elevando el colesterol LDL y aumentan la resistencia a la insulina, predisponiendo a dislipemias y diabetes.

 

Dieta como modulador de la microbiota:

La actuación entre dieta y microbiota es recíproca; la microbiota actúa sobre los alimentos  ingeridos en la extracción de los nutrientes, y estos modulan la microbiota. Vale la pena cuidar nuestra dieta para prevenir diversidad de enfermedades y tener un óptimo estado de salud puesto que ``Somos lo que comemos´´.

El mejor tratamiento para la obesidad es  una alimentación saludable y ejercicio físico habitual. La calidad de la dieta tiene también un gran peso en esta microbiota, pudiendo llegar a modularla hasta en un 57%, siendo la modulación genética de solo un 12%. Estudios sugieren que una dieta excesivamente alta en grasas sobre todo saturadas y en hidratos de carbono y bajo en poliinsaturadas, altera la composición microbiana negativamente incrementando las firmicutes. En cambio, una dieta variada y equilibrada rica en fibra, modulará beneficiosamente la microbiota

                          

 

Es importante que la dieta incluya las 3 ``P´´para modular la mcirobiota de manera beneficiosa: probióticos, prebióticos y polifenoles, abundantes en frutas y verduras.

El consumo de probióticos como leches fermentadas, principalmente el yogur o el kéfir, u otros como el miso (alimento fermentado de soja característico en sopas),  aumentan la colonización de  bacterias positivas  y disminuyen las firmicutes.

 

 

Por otro lado, los prebióticos como oligosacáridos no digeribles de la fibra, destacando la inulina, frutooligosacáridos o la lactulosa, ayudan a la proliferación de la flora bacteriana positiva como bifidobacterias y productoras de butirato (AG de cadena corta), además de ayudar a una mayor sensación de saciedad. Para consumirlos, se recomienda aumentar la aparición en la dieta de algunos alimentos como: cebollas y endibias ricas en inulina, ajos, alcachofas, espárragos, puerros, legumbres, etc; y alimentos ricos en fibra como salvado de trigo, avena o alimentos que los contengan.

Una mayor investigación del complejo papel de la microbiota y su modificación positiva mediante la alimentación con alimentos funcionales, podría llevar a su integración en la medicina personalizada  como tratamiento de la obesidad junto a otras múltiples enfermedades, considerándose así una diana terapeútica modulable con una gran repercusión futura.

 

Referencias bibliográficas:

-          Marchesi, J. R., Adams, D. H., Fava, F., Hermes, G. D. A., Hirschfield, G. M., Hold, G., … Hart, A. (2016). The gut microbiota and host health: a new clinical frontier. Gut65(2), 330–339. http://doi.org/10.1136/gutjnl-2015-309990

-          Dugas, L. R., Fuller, M., Gilbert, J., & Layden, B. T. (2016). The obese gut microbiome across the epidemiologic transition. Emerging Themes in Epidemiology13, 2. http://doi.org/10.1186/s12982-015-0044-5

Noticia redactada por Andrea Calderón García

 

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados