Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 La adicción o ansiedad por la comida, un nuevo reto

 
 

 09/05/2016


La adicción a la comida o el ansia por la comida, y los mecanismos fisiológicos por los cuales sucede este fenómeno,  es un punto de interés actual entre la comunidad científica pese a que todavía los resultados son controvertidos.


La adicción a la comida se define como el consumo compulsivo de alimentos de manera incontrolada y la existencia de síntomas como ansiedad e irritabilidad que se conocen como `síndrome de abstinencia´. Hay personas que lo padecen en mayor medida, entre ellas aquellas con trastornos alimentarios como anorexia o bulimia nerviosa. Suele darse por alimentos más azucarados, especialmente el chocolate, u otros poco saludables como altos en grasas saturadas, bollería industrial o altos en sal. Se cree que estos mecanismos suceden debido a que existen vías comunes en el cerebro para el placer derivado del consumo de alimentos y el uso de drogas, por ejemplo, se libera dopamina en las mismas regiones cerebrales en ambos casos. En caso de adicción o de un consumo excesivo de azúcares de manera habitual, debido a la sensación de bienestar que produce por el aumento de secreción de serotonina en el cerebro (hormona reguladora del apetito y del estado de ánimo),se sensibilizan los receptores cerebrales de esta dopamina, sustancia producida en situaciones placenteras, impulsándonos a desear una mayor ingesta de la misma.

En el año 2009 se creó la primera herramienta de medición de la adicción por la comida mediante criterios diagnósticos: The Yale Food Adiction Escale (YFAS). A partir de ahí, se han desarrollado diversos estudios para evaluar el grado de ansiedad por la comida de la población, siendo de media de un 19,9% en adultos sanos normales, pudiendo alcanzar porcentajes mayores en personas con un grado de obesidad. En estas adicciones conductuales, cobra el mayor peso la personalidad del individuo: la impulsividad, el nerviosismo, la capacidad de autorregulación, la alta búsqueda de novedad, otras adicciones asociadas,etc.

                                              

El estado de ánimo y el control emocional pueden tener una gran influencia en los procesos que contribuyen a la adicción a la comida.  Estudios recientes  han relacionado los trastornos alimentarios como la bulimia y la anorexia, con una personalidad más afín a la tendencia por adicción a la comida. Los problemas de distorsión de la realidad o de falta de aceptación de nuestro medio, se asocian con la tendencia a comer compulsivamente por la sensación de no poder afrontar situaciones difíciles y  para calmar su ansiedad y recompensarse. Por consiguiente, técnicas para aprender a controlar las emociones , podrían ser la base de la terapia frente a estas adicciones.

Todavía son necesarias más investigaciones sobre los mecanismos por los cuales sucede esta asociación, pero ya hay estudios como el de Frayn M et al, que apuntan que tras inducir a estados de ánimo tristes a un conjunto de mujeres, en este caso poniendo un video sobre un niño falleciendo por cáncer, aquellos individuos con mayor tendencia a la adicción por la comida, tendían a elegir alimentos menos saludables y de forma más compulsiva  por el aumento de la reactividad emocional. En cambio, los que no tienen predisposición a esta adicción, no sufrían alteraciones en cuanto a su alimentación.

Las personas obesas son un grupo de población con grandes problemas relacionados con la falta de control por la comida. Es más, los niños obesos son los más peligrosos puesto que comenzar con hábitos alimentarios inadecuados desde pequeños, aumenta el riesgo de que se agrave de mayor. La sociedad, los patrones de consumo y la percepción de cuerpo perfecto que tenemos, que lleva a aumento de dietas milagro de adelgazamiento con alimentos prohibidos, lleva a tentaciones mayores de adquirir estos alimentos y de aversión por otros más saludables.

Un estudio de 2015, analizó la relación entre la obesidad y la adicción a la comida en 100 niños entre 10 y 18 años con sobrepeso y obesidad  mediante la escala YFAS.  El 73% de los participantes resultó tener esta adicción. Estos niños tenían una mayor sensación de hambre durante todo el día, asociándose con un aumento del riesgo de esta adicción en un 2,2. Los alimentos por lo que más tendieron fueron: patatas fritas, dulces, bebidas gaseosas y carbonatadas, chocolate,  y pasta. Además, padecían un trastorno emocional relacionado con disminución de serotonina, necesitando consumir dulces para el aumento de la misma, buscando como fin principal el placer.

 

Comer rápido en grandes cantidades, tomar bocados mayores, fuera de las comidas principales o tomar comida rápida de forma habitual, fueron las principales causas de riesgo del trastorno. Respecto a disfunciones fisiológicas, se sugiere que la desregulación de la señalización de la insulina, altera comportamientos y entre ellos la ingesta de alimentos, junto a alteración de vías relacionadas con la dopamina.

La adicción a la comida y la investigación sobre sus causas y métodos para poder paliarla, es un reto actual para la comunidad científica que cobra gran importancia por su papel en el aumento del riesgo de padecer sobrepeso u obesidad y complicaciones asociadas, trastornos alimentarios como anorexia y bulimia y otros trastornos psicológicos o neurológicos relacionados.

 

www.watchthewild.net

 

Referencias bibliográficas:

-          Frayn, M., Sears, C. R., & von Ranson, K. M. (2016). A sad mood increases attention to unhealthy food images in women with food addiction. Appetite, 100, 55–63. http://doi.org/http://dx.doi.org/10.1016/j.appet.2016.02.008

-          Fernández-aranda, F. (2016). “ Food Addiction ” in Patients with Eating Disorders is Associated with Negative Urgency and Difficulties to Focus on Long-Term Goals, 7(February), 1–10. http://doi.org/10.3389/fpsyg.2016.00061

-          Keser, A., Yüksel, A., Yeşiltepe-mutlu, G., Bayhan, A., & Özsu, E. (2015). A new insight into food addiction in childhood obesity, 219–224.

Noticia redactada por Andrea Calderón García

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados