Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 Fluctuaciones en los niveles de LDL se relacionan con una menor salud cerebral:

 
 

 01/08/2016


Un nuevo estudio realizado por un grupo de investigadores del Centro Médico de la Universidad de Leiden (Países Bajos) de la Asociación Americana del Corazón, publicado en la revista ``Circulation´´, afirma que las fluctuaciones en los niveles de colesterol LDL en distintas mediciones, pueden afectar seriamente a la salud cerebral y a la capacidad cognitiva.


 

Según la Sociedad Española del Corazón, el colesterol  es una sustancia grasa natural presente en todas las células del organismo humano e imprescindible para su correcto funcionamiento. El concepto que comunmente se tiene de que el colesterol en todas sus formas y condiciones es malo es totalmente erróneo. Su labor en la formación de ácidos biliares, hormonas esteroides como el cortisol o la aldosterona, y hormonas sexuales; su papel en la fabricación de la vitamina D, en el mantenimiento de las membranas celulares y en la mejora del sistema inmune entre otras, son fundamentales.

El riesgo del colesterol reside en tenerlo en valores mayores a los necesarios, a partir de los que se convertirá en gravemente perjudicial. Actualmente, 200mg/dl es el valor límite considerado normal. En el caso del colesterol LDL más conocido como ``colesterol malo´´, los valores superiores límite se encuentran por encima de 160mg/dl.

 

                                      

La presente investigación se llevó a cabo en una muestra de 4428 individuos de edad comprendida entre los 70 y los 82 años, originarios de Escocia, Países Bajos e Irlanda. Todos los participantes padecían enfermedades cardiovasculares o tenían un alto riesgo de desarrollarla por historias de diabetes, hipertensión y tabaquismo. Los individuos se sometieron a un test de evaluación cognitiva en el que los parámetros medidos con mayor detalle fueron: la atención, la velocidad de procesamiento de la información y la memoria verbal.

Entre los resultados, hallaron que aquellos participantes que tenían mayores variaciones en los niveles de c-LDL, se correspondía con un menor rendimiento cognitivo general porque obtuvieron menores puntuaciones en las pruebas. Aunque las diferencias individuales fueron pequeñas, las conclusiones fueron grandes a nivel poblacional. Por ejemplo, en el caso de una prueba de procesamiento de información, los sujetos con más fluctuaciones en LDL, tardaron 2,7 segundos más de media en terminarla. Pese a ser un tiempo insignificante, tiene gran importancia en los hallazgos.

Los autores del estudio escubrieron que estas fluctuaciones se relacionaban con un menor flujo sanguíneo cerebral y una mayor carga de hiperintensidad de la sustancia blanca cerebral, lo cual se relaciona con mayor disfunción endotelial por daños en los vasos sanguíneos cerebrales.

                               

 

Es importante destacar que estas fluctuaciones en los niveles de LDL se dan sobre todo por la dieta, el ejercicio físico realizado y la toma de medicación para el colesterol como estatinas, entre otras posibles causas. Una alimentación saludable, variada y equilibrada que sea constante en el tiempo, junto a la realización de ejercicio físico moderado de forma habitual, son dos de los factores claves para regular los niveles del c-LDL, además de prevenir enfermedades cardiovasculares y cognitivas a largo plazo.

Roelof Smit, director de la investigación, afirma que es la primera vez que se demuestra que las fluctuaciones en los niveles de las lipoproteínas de baja densidad o c-LDL condicionan  la salud cerebral, al igual que las patologías vasculares están relacionadas con la función cognitiva. Además los autores del estudio destacan que estamos frente a la primera pieza de un importante rompecabezas que requiere investigaciones más detalladas sobre los mecanismos que relacionan ambos aspectos.

 

Referencias bibliográficas:

-       Roelof A.J. Smit, Stella Trompet, Behnam Sabayan, Saskia le Cessie,Jeroen van der Grond, Mark A. van Buchem, Anton J.M. de Craen and J. Wouter Jukema. (2016). Higher Visit-to-Visit Low-Density Lipoprotein Cholesterol Variability Is Associated With Lower Cognitive Performance, Lower Cerebral Blood Flow, and Greater White Matter Hyperintensity Load in Older Subjects. Circulation;134:212-221. http://dx.doi.org/10.1161/CIRCULATIONAHA.115.020627

Noticia redactada por Andrea Calderón García

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados