Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 El aceite de oliva previene frente a las fracturas

 
 

 09/02/2017


El aceite de oliva es conocido comúnmente como ``el líquido de oro´´ y no es un apodo elegido al azar. El aceite de oliva virgen es el aceite de elección en los países de la cuenca mediterránea debido a los grandes beneficios que presenta para la salud.


Según el estudio PREDIMED de Prevención de enfermedades con la Dieta Mediterránea, el aceite de oliva es una de las grasas más saludables que deberíamos incluir en nuestra dieta día a día, preferiblemente en crudo. Al utilizarla para cocinar, al igual que otros aceites, pierde algunas de sus propiedades, aumenta su grado de oxidación y puede ayudar a la formación de sustancias indeseables como acrilamida en el caso de las frituras. Aún así, es uno de los aceites más recomendados en la cocción puesto que soporta temperaturas más altas que otros y forma menor cantidad de compuestos oxidados como aldehídos y peróxidos lipídicos, asociados a mayor riesgo de cáncer y enfermedad cardiovascular.

Este aceite es especialmente rico en ácidos grasos monoinsaturados como es el ácido oleico. Dentro de este alimento, encontramos otra gran cantidad de componentes no nutrientes como los antioxidantes, destacando el hidroxitirosol. Hasta la actualidad se han encontrado infinidad de efectos positivos por su consumo habitual, considerando como tal, de 2 a 4 cucharadas soperas al día sobre todo en crudo. Entre los efectos más destacados encontramos: reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular, mejora de parámetros lipídicos como el colesterol y los triglicéridos en sangre, la regulación de la tensión arterial…, Destacando también por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que previenen de enfermedad neurodegenerativa y algunos cánceres.

                   

Por si no fueran suficientes, investigadores de la Universidad Rovira i Virgili (URV) han demostrado que el consumo habitual de aceite de oliva virgen disminuye un 51% el riesgo de sufrir una fractura osteoporótica. Para poder disfrutar del beneficio deberían consumirse de 4 a 5 cucharadas soperas de aceite de oliva al día, por supuesto en su mayoría en crudo.

El estudio ha llevado un seguimiento durante 9 años de 870 personas de entre 55 y 80 años con un elevado riesgo cardiovascular. Se ha analizado: el estilo de vida, el historial clínico y la medicación entre otros biomarcadores. La conclusión fue clara y contundente: una reducción del riesgo de fractura por osteoporosis a más de la mitad. Los miembros del equipo de estudio atribuyen estos beneficios tanto a los ácidos grasos como a los polifenoles contenidos.

                    

 

Anteriormente se habían estudiado los beneficios de los polifenoles del aceite de oliva para la salud ósea, especialmente en cápsulas, pero no la relación directa del consumo del alimento natural con menor riesgo de fractura. Una revisión del International Journal of Environmental Research and Public Health asoció los suplementos de aceite de oliva y de olivas con una mejora en la densidad mineral ósea, la fuerza biomecánica ósea y los marcadores de rotación ósea en ratas. El efecto es posible por los componentes fenólicos y su función antioxidante y antiinflamatoria, aunque la vía no está definida.

Otros estudios sobre relación entre salud ósea y adherencia a la dieta mediterránea asoció el consumo adecuado de aceite de oliva junto a otros alimentos base de la dieta mediterránea con un menor riesgo de osteoporosis. Por consiguiente, debido a la multitud de funciones del aceite de oliva en nuestro organismo, deberíamos introducirlo en nuestra diaria en cantidades de unas 3 cuchadas soperas al día al menos.

Referencias bibliográficas:

* García-Gavilán, J., Bulló, M., Canudas, S., Martínez-González, M., Estruch, R., Giardina, S., Fitó, M., Corella, D., Ros, E . and Salas-Salvadó, J. (2017). “Extra Virgin Olive Oil Consumption reducción The Risk of osteoporótica Fracturas in The Predimed Trial”. Clinical Nutrition.

* Rietjens SJ, Bast A, de Vente J, Haenen GR. The olive oil antioxidant hydroxytyrosol efficiently protects against the oxidative stress-induced impairment of the NObullet response of isolated rat aorta. Am J Physiol Heart Circ Physiol. 2007 Apr

* . Chin, K.-Y., & Ima-Nirwana, S. (2016). Olives and Bone: A Green Osteoporosis Prevention Option. International Journal of Environmental Research and Public Health, 13(8), 755. http://doi.org/10.3390/ijerph13080755

Noticia redactada por Andrea Calderón García

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados