Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 La buena adherencia a la dieta mediterránea reduce las placas de ateroma

 
 

 10/05/2017


La dieta mediterránea no es una forma de alimentarse, es un patrón sociocultural de carácter evolutivo y vital, un estilo de vida que acoge a todo el área de la cuenca mediterránea. Como bien sabemos, se basa en una forma de vida activa, alimentarse de forma variada y equilibrada y realizar ejercicio físico moderado habitualmente. Su alimentación tiene una base de frutas, verduras y hortalizas, alimentos integrales, legumbres, frutos pescados, pescado y aceite de oliva. A su misma vez, recomienda reducir el consumo de alimentos procesados, carne roja, embutidos, azúcares y grasas saturadas.


Este estilo de vida se lleva estudiando durante décadas especialmente a través del ensayo multicéntrico de prevención primaria ``PREDIMED´´, uno de los estudios con más peso en España que lleva ya más de 7000 participantes. Gracias a él, hemos podido comprobar cómo seguir la dieta mediterránea reduce el riesgo de incidencia de patologías crónicas como las enfermedades cardiovasculares, mejora la calidad de vida e incluso aumenta las expectativas de vivir más años de manera independiente. Actualmente, es de interés que se está llevando a cabo un nuevo estudio conocido como ``PREDIMED PLUS´´ en más de 6000 participantes entre 55 y 75 años con un Índice de Masa Corporal (IMC) de sobrepeso u obesidad y algún factor de riesgo metabólico presente. La finalidad es hallar la relación entre la dieta mediterránea y el infarto de miocardio, accidentes cerebrovasculares y muerte por enfermedad cardiovascular, y los resultados finales estarán disponibles en el año 2020.

Diversos estudios han podido observar múltiples beneficios de la dieta mediterránea como la prevención frente a los distintos factores de riesgo del síndrome metabólico (hipertensión, swiss replica watches colesterol total alto, colesterol HDL bajo, obesidad, hiperglucemia y triglicéridos elevados), además frente a la diabetes tipo II, algunos tipos de cánceres e incluso frente a trastornos neurodegenerativos como el Alzhéimer.

                     

De hecho, un nuevo estudio expuesto en el Congreso Anual de la European Atherosclerosis Society (EAS) este mismo año ha encontrado hallazgos que relacionarían la dieta mediterránea con una disminución del espesor y el número de las placas ateroescleróticas en distintas arterias de nuestro cuerpo. La interrelación fue más acusada en caso de personas fumadoras y en las arterias femorales aunque también en las carótidas.

El hallazgo en las arterias femorales tiene gran relevancia pues, se ha visto como probablemente las placas formadas y depositadas en estas arterias se relacionan en un alto grado con el calcio coronario, participante en la formación de placas de ateroma y de riesgo cardiovascular. Por otro lado, las arterias iliofemorales no se habían estudiado en humanos en el estudio PREDIMED mencionado anteriormente. Este estudio sí había encontrado como una mayor adherencia a la dieta mediterránea se asociaba a una regresión o disminución del tamaño de las placas de las carótidas.

                                   

La disminución de placas y de su espesor en dosis-dependiente con el grado de adherencia a la dieta mediterránea, el cual se evaluó mediante un cuestionario denominado: Índice Alternativo de Dieta Mediterránea (aMED) que puntúa el apego a la dieta del 0 al 9 siendo el valor más alto, sinónimo de mayor adherencia. El resultado fue una adherencia moderada de 4,19 puntos sin diferencias significativas entre hombres y mujeres.

Cabe añadir que la reducción de las placas fue igualmente significativo independientemente función de los factores de síndrome metabólico presentes en cada persona de antemano. Pese a ser más destacados los efectos en las aterías femorales, se vio disminuido el número de placas en todos los territorios excepto en las carótidas donde la reducción no fue tan significativa.


Todavía quedan muchas asociaciones con la dieta mediterránea que investigar y corroborar, pero cada vez tenemos más razones para adherirnos a un estilo de vida mediterráneo en todas sus vertientes: alimentación, actividad física, costumbres sociales… Para poder disfrutar de todos sus beneficios para la salud y para llevar una vida más sana y equilibrada.


replica watches

 

Referencias bibliográficas:

 - Limongi FNoale MGesmundo ACrepaldi GMaggi S. Adherence to the Mediterranean Diet and All-Cause Mortality Risk in an Elderly Italian Population: Data from the ILSA Study.  2017;21(5):505-513. doi: 10.1007/s12603-016-0808-9

Cubillos LEstrada Del Campo YHarbi K et al. Feasibility and Acceptability of a Clinic-based Mediterranean-style Diet Intervention to Reduce Cardiovascular Risk for Hispanic Americans With Type 2 Diabetes.  2017. doi: 10.1177/0145721717706030.

Mario Gutiérrez-BedmarMiguel Ángel Martínez-González, Carlos Muñoz-Bravo et al. Chromium Exposure and Risk of Cardiovascular Disease in High Cardiovascular Risk Subjects ― Nested Case-Control Study in the Prevention With Mediterranean Diet (PREDIMED) Study.  2017 doi.org/10.1253/circj.CJ-17-0032

.Noticia redactada por Andrea Calderón

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados