Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 ¿El aceite de coco es una opción saludable para un consumo habitual?

 
 

 13/06/2017


Comúnmente se recomienda en herbolarios o tiendas especializadas de alimentación el consumo de aceite de coco de diversas maneras.  Se ha generalizado la idea de que es un alimento muy saludable incluso como complemento o en forma de cápsulas para adicionar beneficios a nuestra dieta diaria, pero no todas las sociedades científicas comparten esta opinión. Al contrario, afirman que el aceite de coco no es una grasa saludable y que no deberíamos abusar de ella por lo que menos todavía enriquecer nuestra dieta de forma artificial. Es un tema controvertido por lo que es pronto para extraer conclusiones y tendremos que esperar a nuevos estudios de intervención en humanos.


La Asociación Americana del Corazón (AHA) junto a otros expertos del mundo científico y sanitario comparan esta grasa con la grasa característica de las carnes o de la mantequilla y en consecuencia, la consideran poco saludable. El aceite de coco es una de las grasas más saturadas que existen, constituyéndose en un 90% únicamente de ácidos grasos saturados. Supera notoriamente tanto al aceite de palma como el de palmiste que contiene un 50 y un 75% respectivamente de grasa saturada.

De todas formas,replica watches no solo debemos fijarnos en el porcentaje de grasa saturada de un alimento sino también en qué tipo de ácidos grasos contiene. El ácido laúrico es uno de los principales ácidos grasos que contiene y en una cantidad menor se compone de otros como el ácido palmítico (característico del aceite de palma) u otros triglicéridos de cadena media. Las grasas de cadena media tienen la virtud de que podemos absorberlas directamente sin metabolizarse en el hígado, por lo que la leche materna lo contiene para mejorar la digestión del bebé que todavía está desarrollando su sistema digestivo. Parece que este tipo de ácidos grasos no produce los mismos daños para la salud que los contenidos en la palma.

 

El fruto del coco natural es el más calórico debido a que gran parte del mismo es solo grasa, contiene 373kcal por 100 gramos. Pero el consumo de la fruta natural no es el principal problema ya que suele tomarse de forma moderada y en raciones pequeñas por lo que no plantea problemas para la salud además de ser rica en: fibra, potasio, selenio y hierro principalmente. Es importante destacar que como toda grasa, será menos recomendable cuando sufre un procesado industrial como la hidrogenación o el refinado. Esta grasa es muy útil en los alimentos procesados ya que es sólida a temperatura ambiente y ayuda a mejorar la textura y la vida útil del alimento. Cuando se emplea en este tipo de fines, siempre será una opción a descartar por este motivo.

 

                    

Respecto al aceite de coco existen gran variedad de mitos y leyendas urbanas que no están demostradas científicamente como que ayuda a la pérdida de peso o que acelera el metabolismo. Es más, tomar suplementos de aceite de coco nos incrementará la cantidad de grasa saturada diaria consumida. Debemos recordar que un exceso de grasa saturada se asocia con un aumento del colesterol total y del colesterol LDL considerado ``no saludable´´, y por consiguiente, puede aumentar el riesgo cardiovascular.

 

 

Por el contrario, existen estudios que observaron efectos negativos en el consumo diario de aceite de coco como un experimento en ratas publicado en Nutrients este mismo año que concluyó que alimentar a ratas con aceite de coco favoreció: hiperglucemias, hiperinsulinemia, hipertrigliceridemia e hiperleptinemia o aumento de la hormona leptina. En consecuencia, piensan que podría contribuir a un deterioro cognitivo más acusado. Otros estudios en cambio no han encontrado aumento de factores de riesgo cardiovasculares pero pese a ello, no vieron suficiente evidencia en los beneficios que se le atribuyen en su mayoría. Aquellas investigaciones que encontraron asociaciones positivas con su consumo deberían ser corroboradas en estudios de intervención ya que o han sido realizados en animales de laboratorio o en condiciones que no pueden extrapolarse o son estudios aislados que no permiten establecer claros resultados. Investigaciones sugieren la importancia de reevaluar las recomendaciones de este producto debido a su interés comercial creciente en dietas de adelgazamiento. Hay falta de evidencia tanto de que ayuden a incrementar la saciedad como a perder peso por lo que su recomendación no está tan clara.

 

                               

 

A elección de cada uno queda si desea consumir o no este producto pero debido a la falta de evidencia de los efectos positivos y la posibilidad de que ofrezca perjuicios para la salud, no parece necesario su consumo. Podemos llegar a las recomendaciones de nutrientes y tener una dieta óptima mediante alimentos naturales dentro de los cuales puede estar presente el coco como fruta. En caso de querer emplear aceite de coco virgen o sin refinar como sustituto de otras grasas de untar como la mantequilla, podríamos tomarlo siempre que sea de forma ocasional. Em cambio, en forma de comprimidos no se recomienda en primera instancia.

 

Referencias bibliográficas:

-           Lin CI1, Shen CF, Hsu TH, Lin SH. A High-Fructose-High-Coconut Oil Diet Induces Dysregulating Expressions of Hippocampal Leptin and Stearoyl-CoA Desaturase, and Spatial Memory Deficits in Rats. Nutrients. 2017 Jun 16;9(6). Doi: 10.3390/nu9060619.

-          Clegg ME. They say coconut oil can aid weight loss, but can it really? Eur J Clin Nutr. 2017 Jun 7. doi: 10.1038/ejcn.2017.86.

Referencias bibliográficas:

-           Lin CI1, Shen CF, Hsu TH, Lin SH. A High-Fructose-High-Coconut Oil Diet Induces Dysregulating Expressions of Hippocampal Leptin and Stearoyl-CoA Desaturase, and Spatial Memory Deficits in Rats. Nutrients. 2017 Jun 16;9(6). Doi: 10.3390/nu9060619.

-          Clegg ME. They say coconut oil can aid weight loss, but can it really? Eur J Clin Nutr. 2017 Jun 7. doi: 10.1038/ejcn.2017.86.

 

Noticia redactada por Andrea Calderón

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados