Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 Una dieta rica en grasas saturadas y azúcares puede disminuir la biodisponibilidad de los polifenoles

 
 

 16/08/2017

Los expertos en Nutrición nos han recomendado desde siempre controlar la cantidad de azúcares simples añadidos y de grasas saturadas parcialmente hidrogenadas en la industria debido a sus perjuicios para la salud. Todo ello podría resumirse en la necesidad de moderar el consumo al máximo de los productos ultraprocesados a los que se añaden grandes cantidades de estos ingredientes para mejorar su palatabilidad, su vida útil y su atracción al consumidor.

Por otro lado, cada vez se sabe más acerca de los beneficios de unos componentes no nutrientes presentes en los alimentos: los polifenoles. Comúnmente se conocen como antioxidantes porque es una de las principales funciones que llevan a cabo en nuestro organismo aunque no la única. Estos compuestos son un grupo de sustancias químicas que se encuentran en diferentes alimentos vegetales y que no son nutrientes esenciales pero sí han demostrado tener innumerables beneficios si se consumen habitualmente en un contexto de dieta equilibrada y saludable. Los efectos positivos de estos compuestos se debe sobre todo por la acción de las bacterias intestinales sobre ellos que los convierten en metabolitos útiles para el organismo humano y se absorben posteriormente.


Un nuevo estudio llevado a cabo por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) junto a expertos del Instituto de Química Avanzada de Cataluña, el Instituto de Investigaciones Marinas y la Universidad de Rovira i Virgili ha demostrado como una dieta alta en grasas saturadas y sacarosa o azúcar de mesa no es compensable con una alimentación rica en polifenoles. La explicación es que este tipo de dieta tan poco saludable disminuye el nivel de polifenoles circulantes en el organismo del consumidor haciendo que pierdan su efectividad.


                                                     

 

El estudio es muy novedoso porque no se había visto hasta ahora la influencia de este tipo de dieta en los beneficios de los fitoquímicos. Para su realización, se han empleado cuatro grupos de ratas: el grupo control con una dieta estándar, un grupo de ratas que tomaban una dieta alta en grasas ya azúcares además de en polifenoles, otro que solo tomaba una dieta normal enriquecida en polifenoles y otro que solo la dieta alta en azúcares y grasa. El aporte extra de polifenoles se obtuvo de la uva.


El resultado fue que cuando se enriquecía la dieta con polifenoles en ratas que tomaban una alimentación estándar y adecuada, aumentaba notoriamente los niveles de los mismos en sangre. A diferencia de esto, las ratas con una dieta alta en azúcar y grasa apenas apreciaban subida de estos componentes.


Todavía no se ha esclarecido cual es el mecanismo por el cual sucede este fenómeno pero los investigadores sugieren la hipótesis de que se deba a que la microbiota intestinal puede modificarse en función de la dieta habitual. En consecuencia, una dieta poco saludable podría cambiar la microbiota intestinal y hacerla menos efectiva frente a los polifenoles que no se absorberían y aprovecharían del mismo modo. El principal problema se encuentra en la dificultad a la hora de formar metabolitos secundarios disponibles a partir de los polifenoles, más que en su absorción, que sería similar en ambos casos.

De nuevo nos encontramos ante un nuevo caso en que la microbiota cobra un papel fundamental en su relación con la alimentación y la salud y destacamos la importancia de una dieta saludable para mantenerla sana y en óptimas condiciones.

Algunos de los efectos positivos de los polifenoles de los que prescindimos al tomar habitualmente este tipo de dieta se han investigado también en este estudio. Se ha visto como el control de la glucemia y de los niveles de insulina está más desregulado ya que los polifenoles ejercen acción sobre estas rutas metabólicas. También la acción desintoxicante y antioxidante del organismo se ve reducida en enterocitos y en hígado, influye negativamente en el síndrome metabólico y en hiperlipidemias probablemente. Estos efectos por un lado se pueden deber al tipo de dieta y por otro a la reducción de los polifenoles que no contribuye a su mejoría.

 

El patrón de dieta occidental se encuentra lejos de la alimentación saludable:

El patrón de dieta occidental supera las recomendaciones de azúcares simples añadidos que la OMS aconseja que no sean más de 25 gramos al día (sin contabilizar el de frutas, verduras y lácteos). Por otra parte, también supera la cantidad de grasas saturadas consumidas en alimentos procesados por lo que nos adherimos a menudo a un patrón que se aleja de las recomendaciones de dieta mediterránea que tenemos a nuestro alcance en nuestro país. Este estilo de vida no favorece el uso de los polifenoles consumidos a partir de alimentos vegetales como: futas, verduras y hortalizas, legumbres, frutos secos… Por lo que por un lado deberíamos reducir el consumo de productos ultraprocesados y por otro, sustituirlos por alimentos naturales más saludables y altos en polifenoles. De este modo, estaremos ganando por los dos lados, reduciendo el consumo de alimentos menos saludables y aumentando el consumo y la efectividad de aquellos que sí lo son.

 

Referencias bibliográficas:

-          Eunice Molinar-Toribio, Elisabet Fuguet, Sara Ramos-Romero, Núria Taltavull, Lucía Méndez, M. Rosa Nogués, Isabel Medina, Josep Lluís Torres, Jara Pérez-Jiménez, A high-fat high-sucrose diet affects the long-term metabolic fate of grape proanthocyanidins in rats. European Journal of Nutrition2016. DOI: 10.1007/s00394-016-1323-9

Mattison JA, Wang M, Bernier M, Zhang J, Park SS, Maudsley S, Ann SS, Santhanam L, Martin B, Faulkners S et al (2014) Resveratrol prevents high fat/sucrose diet-induced central arterial wall inflammation and stiffening in nonhuman primates. Cell Metab 20:183–190

 - Bladé C, Arola L, Salvadó MJ (2010) Hypolipidemic effects of proanthocyanidins and their underlying biochemical and molecular mechanisms. Mol Nutr Food Res 54:37–59

Noticia redactada por Andrea Calderón, dietista-nutricionista

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados