Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 DONAR SANGRE ES LA BOOOOMBA (DE AZÚCAR)

 
 

 09/04/2018

Vivimos en un ambiente obesogénico en el que todo lo que nos rodea nos invita a tomar malas decisiones y a elegir las opciones menos interesantes desde el punto de vista nutricional. La industria alimentaria se encarga de enmascarar todo ingrediente que “contamine” el producto y la publicidad se las ingenia para que el mensaje que llegue a la población sea el que mejor les convenga (según la empresa que financie). Entonces en resumen, asociamos a ``muy sano´´ alimentos de malísima calidad que si evitáramos al máximo, mejor.

No me voy poner a hablar de los gastos que se ahorraría la sanidad pública en España si hubiese un equipo de especialistas en nutrición, tampoco de ese control dietético que REQUIEREN ciertos pacientes hospitalizados o hospitalizados, y que prevendría ENFERMEDADES CRÓNICAS que no paran de aumentar. Que la sanidad pública está desnutrida, por la ausencia de una Unidad de Nutrición y Dietética que se una al equiò multidisciplinar de profesionales sanitarios, es una realidad que todos conocemos. Pero que los cuidados alimentarios que reciben los pacientes son contraproducentes para su salud es un tema del que poco se habla. Y hay mucho que decir.

El problema es que si las familias de los pacientes o ellos mismos no reivindican la introducción de la figura del dietista en los hospitales públicos esto va a seguir pasando. Porque se sigue limitando el consumo de frutas a diabéticos al mismo tiempo que se les anima a comer galletas María y fiambres con azúcar incluido para cenar. Y seguirá pasando, mientras no se establezcan políticas de prevención eficientes o leyes que regulen la oferta alimentaria en los hospitales. Empezando por los menús que sirven a los enfermos y terminando por la prohibición de productos ultraprocesados en las máquinas vending. Si eres un familiar de un paciente y tienes que echar horas ahí de noche, poco más que unas barritas de chocolate, palmeras, refrescos, bolsas de patatas fritas o bollos vas a poder comerte.

Y es que tú entras en la mayoría de los hospitales dispuesto a donar tus 450ml de sangre, con el orgullo y gratificación de una persona que sabe que está ayudando a salvar vidas, y:

 

Y ES QUE, QUÉ CARA SE TE QUEDA CUANTO TE ENTREGAN ESTO?

 

 

 

Cada cajita de estas contiene:

  • Un paquete de galletas (azúcar, harinas refinadas, grasa animal de mala calidad, sal).
  • Un paquete de frutos secos salados y fritos con aceite barato.
  • Una barrita de chocolate cargada de azúcar y otras sustancias improcedentes (destacando grasas refinadas, que son las que más se asocian al aumento del riesgo cardiovascular).
  • Un zumo envasado azucarado con un 50% de fruta (ni tan mal para tratarse de uno de estos). ¿Y qué creéis que hay en la otra mitad? Agua y a... de nuevo.
  • Una botella de agua mineral (Bien!)

 

Y tan fácil sería dar la botella de agua, con una pieza de fruta cualquiera y un paquete de frutos secos crudos o tostados sin sal. Menos cosas y más barato, pero no interesa igual.

Está claro que no quieren promocionar, tampoco educar (hablo de alimentación saludable), sino que simplemente se dedican a tratar o a curar enfermedades, en vez de prevenirlas.

Hablo de que se les suministra agua con azúcar (y un poquito de fruta) en vez de esas frutas enteras o troceadas. Acompañado de otra buena dosis de azúcar, claro. ¿Sabéis cuál es el máimo diario recomendado por la OMS? 20 gramos, y si menos, mejor.

¿Cuánto creéis que si me como todo eso me tomaría? Por lo menos 50 gramos... Y me queda día por delante...

Hablo de que tanto en estas cajitas, como en los menús de los enfermos, están presentes estos productos con azúcares añadidos, con exceso de sal y con aceites refinados que perdonen pero, NO MEJORAN la salud de estas personas.

Y tienen la simpatía de decir que ofrecen menú sin gluten. 

 

Gracias. Yo me quedo con la botella de agua.

                           

 

 

 

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados