Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 ¿Qué pasa si juntamos proteínas con hidratos de carbono?

 
 

 10/10/2018

Seguro que alguna vez hemos oído que mezclar hidratos de carbono con proteínas engorda y que por eso es mejor no juntarlos en la misma comida o no abusar de ellos...


Hoy vamos a ver si esto es realmente cierto o no:

Este mito está basado en lo que se conoce como dieta disociada. Esta dieta parte de la premisa de que la mezcla de determinados nutrientes pueden contribuir a una mala digestión y se metabolizan peor cuando están juntos que si los tomamos por separado en comidas diferentes. Juntarlos en la misma comida implica un mayor aumento de peso y por tanto, la combinación de alimentos influye en si acumulamos más grasa corporal o no.

Podríamos considerarlo como que esta dieta establece ``incompatibilidad entre alimentos´´. De hecho, textualmente te ofrecen tablas de compatibilidad de alimentos para ayudarte a diseñar tu menú más fácil. Por ejemplo, propone que si comemos un hidrato de carbono como el arroz, no podemos tomar un aporte de proteína como carne, pescado, huevo, legumbre… Que podremos introducirlo en la cena, en la que no habrá hidratos de carbono presentes por el contrario.

Como podemos observar, es una dieta muy difícil de llevar, que puede llevar muchos quebraderos de cabeza para diseñar nuestro menú, hacerlo menos apetecible, y llevar demasiadas restricciones. Si al menos sirviera de algo…, pero por el contrario carece de utilidad totalmente y de fundamento científico.

En este caso, hablamos de la mezcla de hidratos con proteínas, pero puede ser aplicado para cualquier tipo de mezcla de nutrientes: grasas con hidratos o grasas con proteína también, aunque el más famoso es el de evitar la mezcla entre proteínas e hidratos.

 

 


¿Qué hay de útil en esto?

Si esta dieta funciona a alguien para adelgazar será sencillamente porque tiene tantas restricciones alimentarias que no te permite comer de nada apenas. Si tomo legumbre no puedo tomar pescado o quizá fruta de postre… (según la dieta disociada a elegir ya que difieren bastante entre ellas). Entonces al final tomaré legumbre sola o legumbre con las verduras que se me permita sin nada más. Igualmente, si tomo en la cena pescado, no podré añadir pan, aunque sea pan integral 100% de calidad, por lo que reduzco mi aporte calórico de nuevo.

No tiene ningún tipo de fundamento científico ni puede mantenerse a largo plazo, no ayuda a aprender a comer ni resuelve el problema de alimentarse mejor. No es de utilidad.

Y aunque decidiera hacerla igualmente, ¿es científicamente posible?

No. En realidad es imposible llevarlo a la práctica. ¿Por qué? Porque todos los alimentos no solamente están compuestos de un nutriente, sino que son un conjunto de todos ellos. Por ejemplo, el pan no está compuesto solamente de hidratos de carbono, sino que también tiene proteínas, vitaminas, minerales, grasas...

La legumbre es muy buen ejemplo porque entra tanto en el grupo de los hidratos de carbono como de las proteínas vegetales… ¿entonces cómo la clasificamos? Si como legumbre, estaré mezclando ambos nutrientes en una misma comida y no puedo separarlos.


Nuestra dieta diaria se debe de componer de todos los grupos de nutrientes: aproximadamente de un 50-55% de hidratos, 20% de proteínas y alrededor de un 30% de grasas en condiciones generales, aunque puede variar y mucho. Es decir, que nuestra alimentación debe de estar basada en una dieta equilibrada, variada y completa con todos los nutrientes. No es necesario que estén todos los nutrientes o grupos de alimentos ricos en un nutriente en cada comida, pero tampoco es necesario separarlos para nada.
 


 


Conclusión: 📝📝


NO hay evidencia alguna para separar nutrientes o evitar combinaciones de alimentos específicas. Lo que importa es la dieta global y escoger alimentos de calidad que contengan los diferentes nutrientes: proteína, grasas de calidad (aceite de oliva virgen, frutos secos, semillas, pescado…) e hidratos de carbono de buenas fuentes (legumbres, cereales integrales, frutas…).

Y si buscamos perder grasa corporal será tan sencillo como adaptar la dieta y el ejercicio físico para que sea hipocalórica y podamos disminuir nuestro porcentaje de grasa de forma saludable. No restringiendo alimentos ni combinaciones de los mismos, sino reduciendo raciones o adaptando la dieta a nuestras necesidades del momento.


 

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados