Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 ¡A LA COMPRA Y CON SALUD! Taller de alimentación saludable en el mercado

 
 

 27/11/2018

Talleres de alimentación saludable contra la obesidad infantil


La Sociedad Española de Dietética y Ciencia de la Alimentación pone en marcha actividades de nutrición con alumnos de colegios e institutos durante la Semana de la Ciencia 2018, haciendo frente mediante la educación a los nuevos datos de obesidad infantil en España.


Sandra Moreno Bazán | 27 de noviembre

 

Después del Día Mundial contra la Obesidad (12 de noviembre) aparecían datos alarmantes recogidos en el último informe de la OMS acerca de la salud de la población infantil, un 40% de los niños españoles tiene sobrepeso u obesidad. Justicia Alimentaria, por su parte, ha exigido un mayor control en los productos para niños mediante la campaña #MiPrimerVeneno, denunciando productos hipercalóricos, llenos de azúcares, grasas y sal.

Andrea Calderón, nutricionista de SEDCA (Sociedad Española de Dietética y Ciencia de la Alimentación), asegura que en España no se respeta el código PAOS que regula la publicidad dirigida a menores. “En Chile acaban de aprobar nuevos formatos de publicidad y etiquetado que prohíben dibujos animados, regalos o concursos en los productos alimentarios infantiles”. Ante la problemática del etiquetado nutricional de semáforo, aprobado recientemente por el Ministerio de Sanidad, la experta destaca que sería un método efectivo si se aplicase correctamente, pero “pueden llegar a considerarse saludables o verdes productos que no lo son y viceversa, pudiendo confundir así a la población”. Para ella lo más efectivo sería informar a la población sobre “qué alimentos son o no saludables sin tener que distinguir por colores”.

Con motivo de la XVIII Semana de la Ciencia y la Innovación en Madrid, cuyo propósito es acercar la ciencia a la población madrileña con más de mil charlas, actividades y talleres gratuitos por toda la comunidad del 5 al 18 de noviembre; SEDCA pone en marcha un interesante taller de alimentación y nutrición en el Mercado de la Paz, dirigido principalmente a jóvenes adolescentes para que aprendan más sobre hábitos saludables.

 

                       

 


“Queríamos realizar una actividad en los mercados de toda la vida para que no se pierda la tradición y demostrar que ofrecen una gran cantidad de productos frescos, locales y de temporada, evitando que queden olvidados a favor de los supermercados, inundados por ultraprocesados”, comentaba Andrea Calderón al inicio de la actividad.


Además, todas las ponentes hicieron especial hincapié en la sostenibilidad, destacando cómo los mercados apuestan por reducir la contaminación eliminando plásticos, utilizando más cartón y papel o permitiendo comprar a granel. Los institutos se dividían por cursos para poder conocer más sobre la alimentación junto a las ponentes a cargo de las charlas. “A los jóvenes lo que más les mueve son los productos ultraprocesados. Vienen con pocos conocimientos, saben las cosas obvias como que la fruta o la verdura son buenas, pero se sorprenden de que los cacaos en polvo para el desayuno lleven más de un 80% de azúcar” señalaba Andrea Calderón, coordinadora de la actividad.

La ponente comenzaba preguntando al grupo si acompañaban a sus padres a comprar, pero enseguida se veía como la mayoría lo hacían en supermercados. Durante todo el recorrido los chicos se iban parando por los puestos donde se explicaban nociones básicas de cada tipo de alimento que debe incluir una dieta saludable. Poniendo atención a los datos de la OMS, que recomienda tomar entre 20 y 25 gramos de azúcar, destacaba que los ultraprocesados pueden llevar hasta cinco veces más que lo recomendado. Durante todo el taller la ponente hacía un gran llamamiento a leer el etiquetado en todos los productos. “El azúcar puede llamarse de muchas formas: glucosa, sacarosa, dextrosa... todos son añadidos y no se presentan de forma natural en el alimento”.

 

Tras desmentir mitos y enseñar las diferencias entre carnes blancas y rojas, y pescados azules y blancos, informaba a los alumnos del peligro del anisakis, recomendando congelarlo durante más de cinco días. Un chico se preocupaba por los alimentos sobrantes, y movido por su curiosidad preguntaba directamente al pescadero para luego contárselo a sus compañeros. Es curioso como hoy en día los jóvenes no solo se preocupan por la alimentación sino también por la sostenibilidad.

 

El grupo, sorprendido, conocía las diferencias entre los códigos del huevo, y la experta les animaba a comprar los camperos y ecológicos concienciando sobre crueldad animal (códigos 0 y 1). Siguiendo con los diferentes alimentos, hacían una pequeña pausa para conocer los hábitos del desayuno de cada uno, “se debe desayunar lo que sea, pero que sea saludable: cereales integrales sin azúcar, fruta, frutos secos, semillas, y algún lácteo si les gusta. La mayoría de las galletas que compramos tienen muchas harinas refinadas, azúcar y pocos nutrientes, lo mejor es el consumo ocasional”.

 

                 

En este punto la charla se centró en concienciar de la importancia de hacer los cambios poco a poco para acostumbrarse, y advertir de que no hay ningún problema por darse un capricho de vez en cuando si se lleva una dieta equilibrada. Además, ofrecían a los chicos numerosas recetas de galletas y tortitas saludables para hacer al llegar a casa. Un alumno intervenía explicando que en su familia desayunan lo que llaman “el calentado”, comer lo que cenaron la noche anterior, y la ponente destacaba que este hábito es mucho mejor que tomar un vaso de leche con cacao y bollería industrial por las mañanas.

Los alumnos contaban que tienen una cafetería en el colegio donde compran bocadillos y paninis, pero señalaban que también disponen de frutas aunque no constituyen el mayor reclamo de los jóvenes en el aperitivo del recreo. Andrea Calderón destacaba que “lo ideal es que la educación nutricional comience desde edades tempranas para instaurar en el niño hábitos saludables” pero no olvida que el sedentarismo es un gran problema de las nuevas generaciones.

             

La nutricionista de SEDCA comenta que “no hay una edad concreta a la que los niños comienzan a concienciarse pero al empezar a salir con sus amigos es cuando más hay que tenerlo en cuenta”. En Japón se ha introducido una asignatura de nutrición que ha dado buenos resultados mostrando una disminución de las tasas de obesidad en el país. Andrea considera quizá no es factible una materia completa, pero si ampliar los conocimientos al respecto o realizar sesiones anuales que aumenten el nivel progresivamente según la edad de los alumnos.

 


“Son como esponjas de la información, lo captan todo. Muchas veces es más fácil en niños, que están adquiriendo el hábito, que ya en adultos”.


El trabajo de educación también puede realizarse en casa, las expertas de esta actividad recomiendan que los niños acudan con los padres a la compra y elijan ciertos productos, involucrarles a participar en todo el proceso ayudará a que a la larga escojan y coman más saludable. Recomienda no obligar a los niños a comer ya que pueden tener sus propios gustos como todo el mundo, “el problema puede surgir cuando el niño no come ninguna fruta o verdura, ante esto lo mejor es buscar alternativas de alimentos o métodos culinarios”.

 

 

 

 

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados