Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 Comer tomate reduciría el riesgo de derrame cerebral.

 

Image courtesy of / FreeDigitalPhotos.net

 

 04/10/2012

 

Del tomate y de algunos de sus componentes se ha hablado mucho, en especial del licopeno. Ahora, un estudio reciente de una Universidad finlandesa relaciona su consumo con la reducción del riesgo de padecer un derrame cerebral.


 

En efecto, el estudio se realizó sobre más de 1.000 hombres de mediana edad, comprobándose en el mismo que los que mantenían en su sangre tasas más elevadas de licopeno -un antioxidante que pertenece a la familia de los carotenoides -- tenían menos probabilidades de tener un accidente cerebrovascular (ACV).

Así, los hombres con los niveles más altos de licopeno tenían 55 por ciento menos probabilidades de sufrir un ACV (11 de 259) que los hombres con los niveles más bajos del antioxidante (25 de 258). Cuando el derrame se había originado por coágulos sanguíneos, los hombres con los niveles más altos de licopeno tenían 59 por ciento menos probabilidades de sufrir ese coágulo y el correspondiente accidente cerebrovascular.

El licopeno es un potente antioxidante bien conocido e investigado desde hace tiempo. En el tomate, el licopeno le proporciona el tono rojizo, cosa que también ocurre en otros alimentos como la sandía, los pimientos o la papaya. Una de las fuentes más destacadas en la dieta de licopeno es la salsa de tomate kétchup, ya que este ingrediente se ha concentrado al elaborar la salsa.

Lógicamente, hay otros factores -además de la ingesta de licopeno- que pueden inducir o reducir la aparición de un derrame cerebral, como por ejemplo el consumo de tabaco, la obesidad, la hipertensión arterial o la diabetes.

Otro estudio realizado por la Sociedad española de dietética (SEDCA) ya encontró la relación entre la mayor ingesta de licopeno (ingerido disuelto en aceite de oliva virgen) y la mejora de los parámetros sanguíneos de oxidación y de las tasas de colesterol.

 


Lo cierto es que comer tomate se encuadra dentro de las recomendaciones generales de seguir una dieta saludable y equilibrada para toda la población de todas las edades. No sabemos si el licopeno será tan eficaz como numerosos estudios dicen, pero sí sabemos que  tomar frutas y verduras siempre será beneficioso para el conjunto de nuestra salud.


 

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados