Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 ¡Atención! Las bebidas energéticas no son un refresco.

 

Image courtesy of / FreeDigitalPhotos.net

 

 21/11/2012


El consumo de bebidas energéticas que estimulan el sistema nervioso, ha ido incrementándose en los últimos años pero no sin consecuencias. Cada día se registran más casos de intoxicación relacionados con ellas e incluso, se apuntan a que sean la causa de  algunas muertes. ¿Debería estar más regulada su venta?.


 

 

-  ÚLTIMAS NOTICIAS: MUERTES EN EE.UU.

 

El pasado 22 de Octubre de 2012, la FDA de los Estados Unidos (Food and Drug Administration o Administración de Alimentos y Medicamentos) emitió un comunicado donde declaraban que cinco personas habían muerto y otra más había sufrido un ataque al corazón en los tres últimos años, supuestamente por el consumo de bebidas energéticas de la marca Monster. Esta notica tuvo tanta repercusión social que las acciones de la empresa Monster Beverage bajaron ese día un 14,23% en la bolsa neoyorquina.

Son varias las demandas acumuladas por esta empresa. Una de ellas, ha sido interpuesta por los padres de una de las fallecidas, Anais Fournier, una joven de 14 años que murió de paro cardiaco. La menor ya padecía del corazón y, según sus padres, su muerte se debió al consumo de dos latas de Monster Energy en menos de 24 horas, lo que le llevo a sufrir una arritmia cardiaca que no pudo superar. La razón de su denuncia es que la empresa no avisa de los riesgo de su consumo ni en su publicidad, ni en los envases de sus productos. La empresa, por su parte, niega dicha relación con la muerte de la joven y alega que no tienen conocimiento de ninguna muerte causada por sus productos.

 

 

SU CONSUMO EN CIFRAS

 

El consumo y la venta de este tipo de bebidas con cafeína, ha aumentado mucho en los últimos años. Tanto es así que, en 2006, su consumo mundial aumentó un 17% respecto al año anterior. Actualmente, en países como EE.UU., si entramos en una pequeña tienda de tipo ultramarinos, el 20% de las bebidas que allí se venden son energéticas.

 

Dentro de este país, la venta de este tipo en bebidas en 2006 se contabilizó en 5.4 billones de dólares y se estima que esta cifra ha aumentado en un 40-50% por año. En EE.UU. la empresa Monster Beverages es la líder en ventas con un 39% del mercado, mientras que en Europa, la lista la encabeza la marca austriaca RedBull.

 

 

LA COMPOSICIÓN DE LAS BEBIDAS ENERGÉTICAS

 

Los componentes principales de este tipo de bebidas energéticas suelen ser compuestos estimulantes acompañados de vitaminas, aminoácidos y carbohidratos, principalmente azúcares, en cantidades similares a las de cualquier refresco. Algunos de esos estimulantes son:

- Cafeína: Es el principal componente de estas bebidas. Actúa como un poderoso activador del sistema nervioso central y del músculo cardiaco.

- Guaraná: Es un extracto de la planta ‘Paullinia cupana’ que posee guaranina, un compuesto muy similar a la cafeína y que también es un estimulante cardiaco.

- Taurina: Es un compuesto que, de forma natural, está presente en el metabolismo de la mayoría de animales e interviene en el proceso de formación de la bilis. Se añade de forma sintética a las bebidas energéticas porque potencia los efectos de la cafeína.

- Ginseng: Extracto de la planta ‘Panax ginseng’, cuya raíz es conocida como la medicina china y de la cual procede la palabra panacea.  Actúa estimulando la contracción de los vasos sanguíneos y también activa el sistema nervioso central.

 

La publicidad de este tipo de bebidas, en principio, parece estar encaminada a grupos concretos de consumidores. Por ejemplo, si visitamos la página web de la marca RedBull, dentro de la descripción de sus productos, vemos un apartado titulado “Cuándo tomar RedBull”. La propia marca nos ofrece 6 situaciones y sus “beneficios” correspondientes:

1.- Cuando tengamos que conducir durante periodos largos de tiempo porque nos permite estar más alerta y reaccionar más rápido ante posibles imprevistos.

2.- Para épocas de exámenes porque mejora la capacidad de concentración y el rendimiento mental.

3.- En el trabajo para centrarse y obtener mejores resultados. Lo recomiendan para empleados junior y jefes ejecutivos.

4.- Mientras se hace deporte porque mejora el rendimiento físico, la velocidad de reacción y la concentración.

5.- Mientras se juega a videojuegos contra otros contrincantes para mantener el ritmo y reaccionar rápido y con fuerza, aguantando así hasta que el juego termine.

6.- Para actividades de ocio, principalmente nocturnas, que requieran resistencia física por ser de larga duración, o lo que es sinónimo, para salir de fiesta. Este último punto constituye quizá su uso más habitual.

Sin embargo, si intentamos buscar un apartado que nos diga en qué casos no está recomendado tomar este tipo de bebidas, no lo encontramos. Aun así, como hemos visto al comienzo de la noticia, puede resultar peligroso para la salud en determinados casos. Es obvio que las bebidas energéticas no son un refresco más.

 

 

INTOXICACIÓN POR CAFEÍNA

 

Existen pocos estudios sobre la prevalencia de intoxicaciones por consumo de bebidas energéticas. Uno de ellos lo realizó el Centro de Información de Intoxicaciones más grande de Australia, el cual recibió en total 297 llamadas al respecto en un periodo de 7 años. Ellos destacan que este tipo de avisos han ido en aumento ya que, en 2004 sólo se recibieron 12, mientras que en 2010, ya se registraron 65 llamadas.

 

Las reacciones tóxicas a las bebidas energéticas parecen estar relacionadas con su elevado contenido en cafeína, la cual, consumida en cantidades elevadas se asocia con insomnio, nerviosismo, excitación y problemas intestinales. En general esta intoxicación tiene síntomas muy similares a los de un ataque de ansiedad pero, en los casos más severos, puede provocar contracciones musculares involuntarias. Si tenemos en cuenta que el corazón también es un músculo, este también puede verse afectado pudiendo sufrir arritmias. Esto ocurre cuando se combina estimulantes como al cafeína con sustancias depresoras del sistema nervioso central como es el caso del alcohol. Este tipo de combinados cada día son más comunes entre los jóvenes que salen de fiesta, lo cual puede poner en peligro su salud. También se combinan bebidas energéticas con refrescos de cola, los cuales también poseen cafeína. Esto puede llegar a doblar el potencial estimulador de la bebida produciendo taquicardias.

Por otro lado, algunos estudios han encontrado asociación entre el consumo de bebidas con cafeína y casos de aborto involuntario. Sin embargo, sólo se ha tenido en cuenta la ingesta de café durante el embarazo, no contemplándose otras bebidas con cafeína como las energéticas. Algunos médicos ponen de manifiesto el peligro que conlleva el desconocimiento que hay sobre la composición de estas bebidas. Quizá sería conveniente que los obstetras las incluyeran en la lista de alimentos prohibidos durante el embarazo, así como la realización campañas de concienciación enfocadas a embarazadas y personas con antecedentes de problemas  de corazón.

 

 

¿ESTÁ REGULADA SU VENTA?

 

En relación a todos estos posibles efectos, algunos países poseen una normativa concreta con respecto a las bebidas energéticas. Por ejemplo, la Unión Europea desde 2007, exige que sus envases lleven una etiqueta en la que se lea textualmente “alto contenido de cafeína”. Canadá por su parte ha exigido a la marca RedBull que ponga en sus envases que no debe mezclarse con alcohol y que su consumo no debe exceder dos latas diarias.

En los EE.UU., la FDA limitó el contenido en cafeína de las bebidas a un 0,02%, sin embargo, la mayoría de empresas incumplen esa normativa, como es el caso de la marca “Wired X505”, una bebida que posee 505 mg de cafeína por bote, el equivalente a 14 latas de refresco de cola o varias tazas de café. Para saltarse esta norma, las corporativas alegan que sus productos entran dentro de un apartado especial que sería el de los complementos dietéticos, el cual está más laxamente regulado.

También encontramos casos mucho más estrictos de restricción como es el de Noruega, donde la venta de estas bebidas está limitada a las farmacias, o el de Francia y Dinamarca, donde directamente está prohibida su venta.

 

 

¿SABÍAS QUÉ…?

 

Existen otros productos de consumo habitual con alto contenido de sustancias estimulantes. A continuación te dejamos una pequeña lista orientativa:

-          Taza de café expreso: 35 mg de cafeína.

-          Vaso de café americano: 70-90 mg de cafeína.

-          Refresco de cola: en torno a 50 mg por lata.

-          Té negro: poseen una sustancia llamada teína hasta 100mg por taza.

-          Chocolate a la taza: al estilo francés, es decir con leche, puede alcanzar los 100mg de teobromina por taza y, a la española, hasta 200mg.

 

Autora del texto: Dña. Noemí López-Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados