Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 El consumo habitual de gazpacho ayuda a controlar la hipertensión.

 

Image courtesy of nirots / FreeDigitalPhotos.net

 

 18/12/2012

 


Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo y su síntoma más aparente es la hipertensión. Varios estudios han puesto de manifiesto que la dieta mediterránea podría ayudar a prevenirla. Uno de los platos más representativos de esta dieta en nuestro país es el gazpacho y se ha demostrado que reduce la hipertensión.


 

La hipertensión afecta a un cuarto de la población adulta mundial siendo un importante problema de salud pública tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo. Ya en el año 2000 se estimó que 972 millones de personas sufrían de hipertensión y se preveía que, en 2015, esa cifra habría aumentado en un 60% alcanzando los 1.56 mil millones de afectados.


Un estudio ha determinado que el consumo de gazpacho está inversamente relacionado con la presión arterial tanto sistólica como diastólica en individuos que estaban diagnosticados como “alto riesgo de sufrir un accidente cardiovascular”. Este estudio lo han realizado investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red y de la Red de Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn). Ha contado con una muestra de 3995 personas de ambos sexos diagnosticados en diferentes hospitales de España (Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga y Pamplona). Esta investigación forma parte del Estudio PREDIMED (PREvención con DIeta MEDiterránea).

Ésta asociación con la bajada de la presión arterial puede deberse a la gran cantidad de compuestos bio-activos presentes en los vegetales que se emplean en la elaboración del gazpacho.

 

El Gazpacho

 

El gazpacho es quizá el plato veraniego más típico de España. Podría definirse como una sopa fría basada en hortalizas crudas (tomate, pepino, pimiento, cebolla y ajo), acompañadas con pan, aceite de oliva y vinagre.

No se conoce bien el origen de la receta actual aunque siempre se ha atribuido a la zona de Andalucía. Hay escritos de la época medieval en la que si se habla de un plato consistente en pan desmigado, aceite y vinagre pero sin hortalizas. Sea como sea es un plato puramente mediterráneo y, la dieta mediterránea, ha sido propuesta por distintos grupos de investigación como una muy buena dieta para controlar la hipertensión.

 

Presión arterial más baja

 

Los resultados que se muestran en este estudio son muy satisfactorios y parecen serlo más cuanto mayor es el consumo de gazpacho. Según esto, una persona que tenga un consumo moderado de gazpacho podrá bajar 1.9 mmHg su presión sistólica y 1.5 mmHg su presión diastólica, mientras que si el consumo es más elevado estos valores aumentan a 2.6 mmHg y 1.9 mmHg respectivamente.

 

Si tenemos en cuenta que el límite a partir del cual se considera hipertensión es de 14/9 (sistólica/diastólica), una persona que tuviera esa presión arterial y consumiera de forma habitual gazpacho en su dieta, podría llegar a bajarla hasta niveles de 12/7, lo que supone una reducción de hasta el 27%.

Una taza de gazpacho casero (250 g) supone unas 120 Kcal, que pueden ser algo más en función del contenido en pan. Aún así, la mayoría de estas calorías provienen de su contenido en aceite de oliva. Esta porción aportaría 10g de carbohidratos, 2,5 g de proteína y 3 gr de fibra, además de muchas vitaminas y minerales que podrían ser los responsables de este efecto.

 

Componentes bioactivos del gazpacho

La razón de que el gazpacho pueda resultar beneficioso para la salud reside en los compuestos que poseen sus vegetales entre los que destacan:

- Los polifenoles están presentes en las frutas y verduras, en el té, el aceite de oliva, en el vino y la cerveza. Tienen un efecto antioxidante.

- El licopeno, procedente del tomate, es el que le da color al gazpacho. A este también se le atribuye poder antioxidante, capacidad de reducir el colesterol y también se ha relacionado con reducción de patologías cancerosas.

- La vitamina C proviene principalmente de su contenido en pimiento. Es un potente potenciador del sistema inmune, pero su importancia en relación al sistema cardiovascular reside en que fomenta la producción de colágeno, imprescindible para mantener la elasticidad de las arterias.

También posee vitaminas A y E que ayudan al buen funcionamiento del sistema circulatorio y, por otro lado, su contenido en ajo parece estar relacionado con un efecto vasodilatador, lo cual también ayudaría a bajar la presión arterial.

La única pega de este alimento podría ser su contenido en sal. Recientemente además, ha proliferado la aparición del gazpacho envasado en las superficies comerciales. Es evidente que la composición no es exactamente la misma que la del gazpacho casero, entre otros motivos, porque debe ser menos perecedero. Este tipo de gazpacho tiene menor contenido en vitamina C y mayores niveles de sal (NaCl) lo cual está muy relacionado con el aumento de la presión arterial. Sin embargo, los investigadores creen que este efecto del sodio (Na) se ve contrarrestado por la elevada presencia de otros minerales hipotensivos como son el potasio (K), magnesio (Mg) y el calcio (Ca).

 

Estudio PREDIMED: “Efectos de la dieta mediterránea en la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular”

La presente investigación se encuentra englobada dentro de un estudio clínico mucho más amplio iniciado en 2003 y de cinco años de duración. Éste ha sido llevado a cabo por 19 grupos de investigación españoles que trabajan de forma paralela desde 7 provincias distintas. El estudio ha incluido a más de 7000 

participantes que no han sufrido ninguna enfermedad cardiovascular pero que, según sus médicos, tiene alto riesgo de que eso pase en un futuro próximo (pacientes con diabetes, hipertensión, obesidad, etc).

Este proyecto ha sido financiado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) del Ministerio de Salud de España con la creación de la Red Temática de Investigación Cooperativa G03/140.

 

Para más información se puede visitar la siguiente página: www.predimed.org

 

Referencia de la publicación científica de la que se ha sacado la información:

Autores: Medina-remón A, Vallverdú-Queralt A, Arranz S, Ros E, Martínez-Salvado MA, Scanella E, Covas MI, Corella D, Salas-Salvadó J, Gómez-Gracia E, Ruiz-Guitiérrez V, Lapetra J, García-Valdueza M, Arós F, Saez GT, Serra-Majem L, Pinto X, Vinyoles E, Estruch R y Lamuela-Reventos RM.

Título: Gazpacho consumption is associated with lower blood pressure and reduced hypertension in a high cardiovascular risk cohort. Cross-sectional study of the PREDIMED trial.

Revista: Nutrition, Metabolism & Cardiovascular Diseases (2012). 

 

Noticia elaborada por Dña. Noemí López-Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados