Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 Las personas mayores que comen pescado azul viven más años

 

Image courtesy of rakratchada torsap/ FreeDigitalPhotos.net

 

 08/04/2013


Científicos de la Escuela de Salud Pública de Harvard han demostrado que las personas mayores de 65 años que tienen buenos niveles en sangre de ácidos grasos Omega-3 (que provienen principalmente del pescado) tienen un 27% menos probabilidad de morir por cualquier causa y un 35% menos de causa vascular. Esto se traduce en un aumento de la longevidad de aproximadamente 2.2 años.


 

Según un reciente estudio publicado en la revista americana “Annals of Internal Medicine” consumir pescado rico en ácidos grasos Omega-3 puede sumar años a tu vida.

 

Hasta la fecha existían varios estudios que han demostrado el efecto protector del consumo de pescado frente a enfermedades de tipo vascular, en concreto, frente a las muertes por insuficiencia cardiaca o infarto. Sin embargo, no existían trabajos que estudiaran su relación con el resto de causas de muerte o con la longevidad.

Los resultados del reciente estudio publicado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, ha demostrado que los adultos mayores que tienen altos niveles en sangre de ácidos grasos omega-3, tienen disminuido el riesgo de mortalidad por cualquier causa en casi un 27% menos y, en concreto, el riesgo de muerte por accidente cardiovascular se reduce en un 35%. Esto se traduce, según lo encontrado por dicho estudio, en que las personas mayores con buenos niveles de Omega-3 en sangre viven hasta 2.2 años más que las que tiene bajos los niveles.

 

Para llegar a estas conclusiones, los autores han analizado la historia clínica de los últimos 16 años de casi 2.700 adultos mayores de 65 años en EE.UU., todos ellos, participantes voluntarios en el Estudio de Salud Cardiovascular (Cardiovascular Hearth Study, CHS), un estudio a largo plazo financiado por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (National Heart, Lung, and Blood Institute).

 

Cabe destacar que todos los participantes al comienzo del estudio estaban sanos, es decir, no se les había diagnosticado ningún tipo de enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular o insuficiencia cardiaca. Tanto al inicio del estudio, como durante el seguimiento de 16 años, se les realizó análisis de sangre, exámenes físicos, pruebas de diagnóstico de enfermedades y también encuestas sobre su estilo de vida, estado de salud y su historia médica.

 

En esta investigación en concreto se han centrado en examinar la proporción total de ácidos grasos omega-3 en sangre y tres de sus tipos por separado:

- Ácido docosahexaenoico (DHA): asociado con un menor riesgo de muerte por enfermedad cardiaca o coronaria (40%-45% menos riesgo).

- Ácido eicosapentaenoico (EPA): vinculado con un menor riesgo de infarto de miocardio no mortal.

- Ácido docosapentaenoico (DPA): más fuertemente asociado con un menor riesgo de muerte por derrame cerebral.

 

Los resultados confirman que, tanto el conjunto como cada uno por separado, estaban vinculados a un riesgo significativamente menor de mortalidad general.

Por ello, los autores recomiendan comer dos porciones de pescado graso a la semana, especialmente, a partir de los 65 años. En general, se recomienda el consumo de 500 mg/día de Omega-3 para personas sanas y de 800 a 1.000 mg/día para las que han sufrido un episodio clínico de enfermedad coronaria.

 

¿Todos los tipos de pescados tienen Omega-3?

La respuesta es NO. Los ácidos grasos de tipo Omega-3 se encuentran casi exclusivamente en productos de origen marino, principalmente en los pescados grasos o, también denominados como pescado azul (en menor medida se pueden encontrar en el marisco). Este tipo de pescado tiene un contenido graso que puede alcanzar hasta el 10%.

A continuación presentamos una lista de los pescados ricos en ácidos grasos Omgea-3:

  • Salmón
  • Palometa
  • Caballa (verdel)
  • Sardina (arenque)
  • Atún (bonito del Norte)
  • Sardina
  • Anchoa o boquerón
  • Trucha marina
  • Salmonete
  • Anguila
  • Congrio
  • Cazón
  • Pez espada (emperador)
  • Lamprea
  • Rodaballo
  • Jurel (chicharro)
  • Hígado de bacalao

 

Según el estudio “Alimentación en España, 2010”, los españoles consumimos mucho menos pescado que carne (27kg por año del primero, respecto a 50 kg/año el segundo por persona). Una buena forma de asegurarnos la salud futura es empezar a cambiar nuestros hábitos de vida hoy: aumentar las raciones de pescado en nuestra dieta semanal, y en concreto las de pescado azul, es una buena forma de hacerlo.

 

En conclusión y, según palabras del autor principal del estudio Dariush Mozaffarian: "Aunque el consumo de pescado ha sido considerado siempre como parte de una dieta saludable, pocos estudios han evaluado la relación de niveles de ácidos grasos Omega-3 en sangre y las muertes totales en los adultos mayores. Nuestros resultados apoyan la importancia de tener niveles adecuados de Omega-3 en sangre para la salud cardiovascular, y sugieren que, en el futuro, sus beneficios podrían extender la esperanza de vida”

 

Fuente: Medical News Today (02/04/2013) - “Eating Fish Helps You Live Longer”.

Referencia: Mozaffarian et al. Plasma phospholipid long-chain ω-3 fatty acids and total and cause-specific mortality in older adults: A cohort study. Ann Intern Med, 2013; 158(7): 515-25

Otras noticias relacionadas:

- Tomar Omega-3 durante el embarazo se traduce en bebés más sanos 

- El pescado podría reducir el riesgo de que los niños padezcan déficit de atención e hiperactividad. 

-  ¿Son útiles los suplementos con Omega-3 en una dieta equilibrada? 

 

Noticia elaborada por Dña. Noemí López-Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados