Inicio Quiénes somos Actividades Su alimentación Conceptos básicos de nutrición Publicaciones
Noticias
Alimentos
Recetas
Agenda de actividades
Documentos de interés
Enlaces en la web
Galerías de imágenes

Volver al índiceVolver al índice

Es noticia...

 Ser obeso de joven aumenta un 30% el riesgo de enfermedad crónica o muerte prematura.

 

Image courtesy of Ambro/ FreeDigitalPhotos.net

 

 06/05/2013

 


Los jóvenes que son obesos en la veintena son más propensos a desarrollar diabetes y enfermedades cardiovasculares que ponen en riesgo su salud a mediana edad duplicando el riesgo de muerte antes de los 55 años. 


 

Es bien sabido que la obesidad en la edad adulta representa un riesgo sufrir diabetes, hipertensión y enfermedades de tipo cardiovascular como infarto, ictus, etc. Sin embargo, no está tan estudiado si la obesidad a edades tempranas potencia ese riesgo a largo plazo ya que, ese tipo de asociación, requiere estudios longitudinales en los que se siga la progresión de la salud de los jóvenes durante muchos años.

En general esos pocos estudios parecen indicar que los niños con exceso de peso que consiguen reducirlo durante la infancia, reducen también su riesgo cardiovascular, mientras que recientes estudios han mostrado que no existe ese efecto en los jóvenes obesos, cuyo riesgo cardiovascular se mantienen independientemente de los cambios en el peso que puedan tener en la edad adulta.

 

Esto ha promovido a un grupo de epidemiólogos a realizar un estudio longitudinal durante 33 años con 6.502 varones daneses. Todos los participantes del estudio nacieron en 1955 y, cuando comenzó la investigación tenían 22 años y eran candidatos al servicio militar de Dinamarca. En este país, los potenciales reclutas son sometidos una batería de pruebas física entre las que se incluyen la toma del peso y la estatura con la que se pudo calcular en Índice de Masa Corporal (IMC).

A partir de esta medida del IMC se categorizó el estado nutricional de cada participante según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud:

  • IMC < 18,5: Bajo Peso
  • IMC entre 18,5 y 24,99: Normopeso
  • IMC entre 25 y 29,99: Sobrepeso
  • IMC > 30: Obesidad

 

Según esto, al comienzo del estudio aproximadamente el 8% de los participantes tenía bajo peso, el 83% de los participantes se encontraba en un peso adecuado a su estatura, el 10% tenían sobrepeso y el 2% eran obesos.

Para conocer su estado de salud tres décadas después, los investigadores han rastreado los registros de todos los hospitales de Dinamarca a partir del año 1977. Según esto han encontrado que, pasados 33 años, el 48% de los jóvenes que fueron clasificados como obesos habían sido diagnosticados con enfermedades crónicas o habían muerto antes de alcanzar la edad de 55 años.

 

En concreto estos jóvenes obesos eran ocho veces más propensos a tener diabetes que sus pares de peso normal y tenían cuatro veces más probabilidad de desarrollar problemas de coagulación sanguínea potencialmente mortales (trombo o embolia venosa). También tenían más del doble de probabilidades de desarrollar hipertensión, sufrir un infarto de miocardio  o un accidente cerebrovascular.

Según explican los investigadores, cada unidad de aumento en el IMC se corresponde con un aumento del 5% en el riesgo de ataque cardíaco, del 10% en el de hipertensión y de coágulos de sangre y un aumento del 20% en la tasa de diabetes.

 

“Esta morbilidad y mortalidad asociada a la obesidad supondrá, en las próximas décadas, una carga sin precedentes en los sistemas de salud en todo el mundo”.

 

Referencia del estudio: Schmidt et al. Obesity in young men, and individual and combined risks of type 2 diabetes, cardiovascular morbidity and death before 55 years of age: a Danish 33-year follow-up study. BMJ Open, 2013; Vol. 3.

 

Noticia elaborada por Dña. Noemí López-Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN

© Fundación Alimentación Saludable · info@alimentacionsaludable.es · Tlfno: 902 012 998 · Todos los derechos reservados